22 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

"UNA VIDA DE MALTRATO ES UNA VIDA PERDIDA"

Medidas muy directas de Afammer para luchar contra la violencia machista

FOTO: Afammer
FOTO: Afammer

La presidenta nacional de Afammer, Carmen Quintanilla, ha presentado la infografía "Una vida de maltrato es una vida perdida", que ha elaborado esta organización con el objetivo de ayudar a las mujeres víctimas de la violencia machista a salir del círculo de violencia en el que están inmersas. Según ha explicado en rueda de prensa en Ciudad Real, el documento contiene cinco mensajes muy directos: 'empléate', 'confía en el personal sanitario', 'déjate asesorar', 'denuncia' y 'protégete'.

Quintanilla ha mostrado su preocupación ante el creciente número de víctimas mortales a causa de la violencia de género y ha resaltado que, en lo que llevamos de 2018, 29 mujeres han perdido la vida y 15 menores se han quedado sin madre.

Ha destacado también que las mujeres que sufren violencia en el medio rural "son aún más vulnerables" y, en este sentido, ha señalado que el 17 por ciento de las mujeres que ha sufrido maltrato alguna vez reside en municipios de menos de 10.000 habitantes y el año pasado se produjeron 166.260 denuncias por violencia de género en el medio rural. "En Afammer creemos que hay salida contra la violencia de género y, por ello, hemos creado una infografía con mensajes muy directos para evitar que se produzcan más muertes", ha aseverado Quintanilla.

Consenso de los agentes sociales

Para conseguir el objetivo de acabar con la violencia machista, Quintanilla ha considerado que es fundamental el consenso de todos los agentes sociales y hacer un seguimiento de las víctimas, para poner en marcha medidas que hagan posible romper "el círculo de maltrato". "Queremos decirle a las mujeres que es fundamental que denuncien, pidan asesoramiento y se formen para encontrar salidas laborales que les proporcione independencia económica", ha sentenciado la presidenta Nacional de Afammer.

COMPARTIR: