HAY QUE EVALUAR SI LAS MEDIDAS ACTUALES FUNCIONAN

Castilla-La Mancha tiene "encima de la mesa" un posible confinamiento domiciliario pero esperará para decidir

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha admitido este martes que el confinamiento domiciliario "está encima de la mesa" del Gobierno regional. Sin embargo, se ha optado por esperar los resultados de las medidas puestas en marcha, tales como el toque de queda nocturno, el confinamiento perimetral de la región o la limitación del número máximo de participantes en las reuniones, antes de tomar una decisión.

"Realmente creemos que lo importante es cumplir con las medidas que ahora tenemos en marcha, exigir su cumplimiento, ver los resultados y no decir que no a ninguna medida de mayor restricción", ha afirmado en una entrevista en 'La hora de la 1' de TVE.

En ese sentido, el consejero ha realizado una llamada a la responsabilidad ya que a lo que hay que apelar es al cumplimiento de las medidas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

"Mucha responsabilidad por las familias, por los mayores, que no nos pasen cosas como las que han sucedido en Seseña este fin de semana (donde la Policía Local desalojó en un chalet una fiesta con casi 100 participantes), es muy importante que la gente entienda que se respira mejor con mascarilla que con un respirador en una UVI", ha declarado Jesús Fernández Sanz.

Asimismo, ha resaltado que en estos momentos de la pandemia es más importante que nunca una coordinación nacional. "La coordinación debe ser nacional, después la toma de medidas debe hacerse en torno a los datos que hay en cada Comunidad Autónoma, por supuesto bajo la coordinación nacional y amparado en el paraguas del Consejo Interterritorial y avalados por la Comisión de Salud Pública, ya que sin coordinación nacional y sin el Estado y la cogobernanza con las Comunidades esto no tiene sentido", ha asegurado.

En la misma línea se expresaba en la víspera el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que insistía en su petición de que la estrategia política contra el coronavirus venga regida a nivel nacional.

En una rueda de prensa posterior, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha asegurado que Castilla-La Mancha no descarta "medidas más duras" si no es capaz de doblegar la curva de contagios por la covid-19, pero va a intentar "mantener al máximo la normalización de la actividad".

"Y es que no se descartan medidas más duras si no somos capaces de doblegar la curva de contagios por covid-19, pero vamos a intentar mantener al máximo la normalización de la actividad", ha apuntado la titular regional de Empleo, quien ha añadido que el objetivo es que la irrupción total de la actividad, que ya está teniendo lugar en algunos países europeos y está siendo demandada por algunas comunidades autónomas, "no suponga una mayor lacra a la recuperación económica que estamos afrontando".

Ciudadanos exige saberlo

El diputado regional de Ciudadanos David Muñoz también ha resaltado que lo que necesita España para afrontar esta segunda ola es "un plan nacional contra la covid", ya que ha considerado que "no puede haber 17 planes distintos porque no será positivo ni justo que haya 17 crisis económicas diferentes".

Además, ha exigido saber si habrá confinamiento domiciliario en Castilla-La Mancha porque los ciudadanos y las empresas necesitan "salir del infierno de la incertidumbre".

David Muñoz ha expresado, en una rueda de prensa telemática, la "preocupación" de su formación por la "falta de seguridad y liderazgo" en la segunda ola del coronavirus que se refleja, ha dicho, en la "saturación hospitalaria" que se está produciendo en determinados centros como el Hospital de Toledo.

Asimismo, ha criticado las "contradicciones y ambigüedad" de las declaraciones de los miembros del Gobierno regional, como el propio presidente autonómico, Emiliano García-Page, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz.

Por ello, ha justificado que la portavoz de la formación naranja lleve días reclamando "transparencia" porque "la ciudadanía y las empresas necesitan saber si va a haber confinamiento domiciliario o no", ha sentenciado.

De su lado, la portavoz del grupo parlamentario socialista en la Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Abengózar, ha respondido que el Gobierno regional "ha sido muy claro en todo momento" con respecto a las medidas a adoptar para combatir la covid y, por tanto, ha afirmado que "adoptará las medidas necesarias y que la situación pida en cada momento".

La parlamentaria socialista ha agregado, además, que el Ejecutivo autonómico "no descarta" ninguna medida, incluido el confinamiento, pero que en todo caso considera que es importante aplicar las medidas en cada momento, evaluar los resultados y hacerlo con "cogobernanza y coordinación" con el Gobierno central.

"Lo que se haga en Castilla-La Mancha va a ser lo que necesite o pida la situación epidemiológica en cada momento", ha remarcado, pero siempre teniendo en cuenta la supervisión del Consejo Interterritorial de Salud y el Ejecutivo de España, ha añadido, de manera que "se aplicarán las medidas que correspondan, independientemente de que sean más o menos restrictivas", ha concluido. 

Compartir