DENUNCIA DE IZQUIERDA UNIDA

Advierten de que Castilla-La Mancha subirá los impuestos al agua: hasta 35 euros más por recibo

El coordinador regional de IU en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, y el responsable de Acción Política de la formación, Txema Fernández, han valorado este viernes el borrador de la ley del Agua que ha impulsado por el Gobierno regional, considerando que solo servirá para cambiar el modelo productivo agrario de los cultivos de secano al regadío y, además, han alertado de que contempla hasta cuatro impuestos adicionales para los castellano-manchegos.

En rueda de prensa telemática, Fernández ha lamentado que el proyecto de ley nazca antes de que la Mesa del Agua haya ofrecido sus conclusiones, algo que está hecho "de forma premeditada", ya que el Gobierno ya tiene decidida la legislación al margen de lo que ocurra en el foro social puesto en marcha con agentes sociales y sociedad civil.

Haciendo alusión al anteproyecto de ley del Agua, ha indicado que la Agencia del Agua e Infraestructuras del Agua serían las dos grandes entidades que gestionen este área, indicando sobre la primera que la Consejería de Agricultura tendrá toda la potestad para decidir sobre las obras de regadío.

"Quieren pasar de un modelo productivo de secano a uno de regadío. Puede estar bien o mal, pero este debate político se lo hurta a la sociedad llevándolo a un proceso legislativo", ha lamentado, alertando de que esto "lo pagarán los castellano-manchegos" vía impuestos, que podrían traducirse en una subida de hasta 35 euros más por cada recibo.

En concreto, habrá "cuatro nuevos conceptos impositivos: dos euros por consumo a todos los vecinos, otro canon variable en función de los bloques de consumo en las viviendas que será un "repago" y otros dos cánones de depuración y de producción.

"Lo que hacen es proponernos un cambio de modelo hurtando el debate a la sociedad castellano-manchego y freírnos a nuevos impuestos y nuevas tasas añadidos a lo que ya nos cobran las gestoras del agua", ha advertido.

 

Mesa del Agua

De su lado, Juan Ramón Crespo espera que la próxima reunión de la Mesa del Agua "sirva para buscar ventajas partidistas" ni para "crear falsas esperanzas que después sean irrealizables". Por eso, se ha mostrado confiado en que las conclusiones que salgan del foro sean "realistas, con una visión de futuro, creíbles y sinceras".

Esa es la razón por la que IU llegará a la reunión con "seis grandes ejes imprescindibles", que pasan por considerar el agua como derecho fundamental, no tratarla como una mercancía, tener claro el desarrollo sostenible y el cambio climático, modernizar los regadíos existentes, cumplir con las directivas marco del agua y las legislaciones nacional y europea y pasar las competencias a Desarrollo Sostenible.

También pedirá "poner fecha de caducidad del trasvase" aunque manteniéndolo para consumo humano para el Levante, algo que "no se cuestiona en absoluto", pero que venga a acabar su función de cubrir las necesidades de regadío.

Igualmente, plantea no intensificar el conflicto entre territorios y que "de ninguna forma se traiga el problema del trasvase a Castilla-La Mancha".

"La Mesa del Agua debe plantearse estos ejes. Desde la honestidad podemos sacar conclusiones de futuro y no promesas inmediatas para sacar réditos electorales", ha agregado Crespo.

Compartir