TRAS LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los hospitales de Toledo y Ciudad Real comienzan a recuperar la normalidad asistencial y quirúrgica

La Gerencia del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha comenzado a recuperar de manera escalonada la actividad asistencial en sus centros sanitarios ante la reducción registrada en las últimas semanas de la presión asistencial de pacientes ingresados con COVID-19.

Esta situación ha permitido habilitar en los últimos días, una vez realizadas tareas de limpieza y desinfección, plantas de hospitalización para pacientes de otras patologías en el Hospital Virgen de la Salud y en el Hospital Virgen del Valle. Se mantienen, no obstante, plantas específicas para pacientes COVID-19 positivos que precisan ingreso hospitalario, sectorizando por tanto plantas para pacientes con y sin coronavirus.

Así, el Hospital Virgen de la Salud ha reservado dos plantas para pacientes afectados por Covid-19 en el ala norte del centro. Una de ellas alberga la atención de pacientes tras el alta del servicio de Medicina Intensiva, que aún precisan soporte ventilatorio, y para aquellos pacientes en investigación. En el Hospital Virgen del Valle se han reservado dos plantas para pacientes COVID-19 y en el Hospital Provincial se mantienen otras tres.

Además, el descenso en el número de ingresos hospitalarios de pacientes con coronavirus ha llevado a dejar como área de reserva las tres plantas utilizadas como apoyo asistencial en el Hospital Nacional de Parapléjicos, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La Gerencia del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo mantiene vigente el Plan de Contingencia para hacer frente a la situación de emergencia por si cambiara la situación epidemiológica.

Por otra parte, el centro hospitalario ha comenzado a realizar intervenciones programadas de patología oncológica no demorable. De esta manera, desde el pasado 20 de abril y hasta el 4 de mayo se han realizado un total de 81 intervenciones quirúrgicas, de especialidades como Cirugía General, Urología, Maxilofacial, ORL, Oftalmología, Neurocirugía, Traumatología, Ginecología, Cirugía Cardiaca, Cirugía Vascular y Dermatología.

Paulatinamente, se irán citando otras intervenciones pendientes de carácter programado, siempre en función de cómo evolucione la situación epidemiológica en relación al COVID-19.

Asimismo, se ha elevado a dos el número de consultas monográficas de COVID-19 de alta resolución para pacientes con alta hospitalaria, dependientes del servicio de Neumología, ubicadas en el Centro de Especialidades de Toledo.

Además, en el ámbito de las consultas externas se está utilizando de manera generalizada la asistencia por vía telefónica en el caso de las revisiones y se están estudiando los criterios para la recuperación de la actividad de las consultas.

Por otra parte, el área de Urgencias Pediátricas ha regresado a su espacio habitual tras haber estado durante semanas en las consultas ubicadas en la planta baja del edificio Materno Infantil, en las que se diferenciaron los espacios, tanto de espera como asistenciales, entre los niños y los adultos.

Se mantiene la restricción de las visitas en todos los centros hospitalarios del Complejo Hospitalario de Toledo, limitándose a un único acompañante por cada paciente, a excepción de los pacientes pediátricos que podrán ser dos acompañantes.

No obstante y a pesar de la reducción de los ingresos en los centros sanitarios del área de Toledo, las autoridades sanitarias recuerdan que sigue siendo esencial extremar las medidas de higiene, principalmente con el lavado de manos con jabón o solución con alcohol, el uso de mascarillas, taparse con el codo al toser o estornudar, usar pañuelos desechables, desinfectar las superficies así como mantener la distancia de seguridad.

También es importante recordar la importancia de quedarse en casa y seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias.

Hospital de Ciudad Real

Mientras, el Hospital General Universitario de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), también va recuperando paulatinamente la normalidad y ya dispone de cinco quirófanos operativos diariamente, lo que ha permitido reanudar la actividad quirúrgica con ochenta y seis pacientes intervenidos en las últimas dos semanas.

Del total de intervenciones, 48 han sido urgentes y treinta y ocho de carácter programado --el ochenta y dos por ciento de éstas han sido cirugía oncológica--. La Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real tiene previsto incorporar dos quirófanos diarios más la próxima semana lo que permitirá seguir incrementando la capacidad asistencial del centro hospitalario.

Paulatinamente, se irán citando intervenciones pendientes de carácter programado, siempre en función de cómo evolucione la situación epidemiológica en relación al COVID-19 y las indicaciones que puedan surgir en función de la misma, ha informado la Junta en un comunicado.

En lo que se refiere a las urgencias, en los últimos diez días se han incrementado en un cincuenta por ciento, sobre todo a expensas de pacientes que no presentan patología asociada al coronavirus, que han ido disminuyendo de manera progresiva de tal manera que actualmente solo representan un quince por ciento del total.

En este sentido, desde el pasado 18 de abril y de forma ininterrumpida, el número de ingresos desde el Servicio de Urgencias de pacientes no afectados por Covid-19 supera al que sí presentan esa patología.

La Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real ha mantenido durante la pandemia la atención de las consultas externas que ya estaban programadas, tanto nuevas como revisiones, y que han sido realizadas fundamentalmente de manera telemática, resolviendo gran parte de los procesos.

Así, a lo largo del mes de abril se han realizado más de 5.500 consultas nuevas y 18.600 sucesivas. Además, en ese mismo mes se han llevado a cabo más de 15.500 técnicas diagnósticas.

Compartir
Update CMP