16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

TOMA DE POSESIÓN DEL PRESIDENTE DE CASTILLA-LA MANCHA

Page recuerda a dos personas en el momento más emotivo de su discurso

Los agradecimientos a su familia, a sus colaboradores, y lamentar que este sábado no le hayan podido acompañar los fallecidos Elena de la Cruz, consejera de Fomento, y Alfredo Pérez Rubalcaba ha centrado parte del discurso de toma de posesión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este sábado en el Patio del Palacio de Fuensalida.

García-Page, que ha jurado su cargo ante un ejemplar de la Constitución, ha admitido que ha luchado "muchísimo" por conseguir ser presidente de Castilla-La Mancha junto a mucha gente a quienes les ha quitado "tiempo y dedicación" aunque "en ningún caso ilusión y pasión", ha manifestado.

Los momentos más emotivos se produjeron en la primera parte de su discurso, cuando, entre otras cosas, recordó que "le debo todo a la familia, a la que he tenido antes y a la que tengo ahora", ha asegurado García-Page, quien ha reconocido que este acto sería "imposible" sin su familia, su mujer y sus hijos, de los que ha querido presumir en público porque, según ha dicho, "es una forma humilde de decir que algunas cosas" le han salido "bien en la vida".

Tras rememorar a su padre, ya fallecido, que se quedó huérfano, y fue encuadernador de profesión, se ha preguntado si "alguien puede decir en España, aunque tengamos muchos problemas, que realmente no estamos en condiciones de asumir cualquier problema, con lo que asumieron nuestros padres y abuelos", en referencia a la Guerra Civil.

Ha lamentado que en este acto no le puedan acompañar Elena de la Cruz, quien fue una "extraordinaria" consejera de Fomento en su gobierno y que falleció "de un día para otro", ha recalcado.

También ha dicho echar de menos a Alfredo Pérez Rubalcaba, "una persona que ha sido tanto para España y lo ha disimulado tanto", que hace cuatro años quiso estar en este acto pero ha reconocido que no estuvo "ágil ni atento" para que asistiera, algo de lo que se arrepiente.

Asimismo, en tono más distendido y con algo de sorna, ha dicho que se alegraba de que Pedro Sánchez no estuviera en el acto, y seguidamente ha explicado por qué: "Es un acto de una autonomía y por coherencia institucional no debe estar", ha dicho recordando que fue invitado de honor hace cuatro años y que el hecho de que no estuviera es algo positivo porque significa que preside el Gobierno nacional.

No obstante, ha agradecido a Sánchez que le haya enviado a tres ministros -el de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque; la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y la de Hacienda, María Jesús Montero-, a los que ha agradecido su apoyo y gestión.

COMPARTIR: