23 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ESCRITO DEL CONCEJAL DE DEPORTES DE COBISA

Indignación con un árbitro de fútbol infantil en Toledo: "Vete a la calle puto negro"

El concejal de Deportes de Cobisa (Toledo), Ángel Benito, ha mostrado en un escrito oficial la repulsa del Ayuntamiento de la localidad toledana por los supuestos insultos racistas del árbitro contra el entrenador del equipo alevín local del municipio, ocurridos durante el encuentro que se disputó el pasado día 6 de abril entre los conjuntos de Cobisa y Argés, en el que jugaron niños de entre 10 y 11 años.

Según se recoge en el escrito firmado por el concejal, en el transcurso del partido el árbitro paró el encuentro cuando empezó a llover porque tenía frío y se metió al vestuario dejando a los jugadores de ambos equipos en el terreno del juego sin más explicaciones durante 10 minutos. Tras ser reclamado por el entrenador local, reanudó el juego con malos modos y, tras un penalti, expulsó al preparador del equipo de Cobisa, dirigiéndose a él en los siguientes términos: “Vete a la calle puto negro”.

El concejal, en su escrito, relata que la actitud despectiva del árbitro no acabó con los malos modos en que se dirigió al entrenador, ya que también insultó a los jugadores locales diciéndoles “que no vengo a aguantar niñatos, vengo a cobrar mis 50 euros y me da igual todo”.

Según el relato del político, el colegiado acabó el partido antes del tiempo reglamentario, sin dar explicaciones, y cuando el entrenador del Ayuntamiento de Cobisa le pidió el acta, éste se negó a darla y amenazó que iba a poner “lo que le me dé la gana”.

En su resolución, el concejal de Deportes pide que este árbitro no dirija nunca más al equipo de Cobisa, aunque para el edil "debería estar apartado del mundo del deporte y, especialmente, del deporte escolar por su actitud tan despectiva y prepotente ante dos equipos infantiles". Además, los padres de los jugadores han expresado al Ayuntamiento que se niegan en rotundo a que sus hijos jueguen un partido que sea dirigido por este colegiado.

COMPARTIR: