DESAHUCIOS

Una triste estadística de Castilla-La Mancha sigue bajando, pero de forma muy leve

FOTO: Europa Press (Archivo)
FOTO: Europa Press (Archivo)

El número de desahucios practicados en el cuarto trimestre de 2018 se situó en 537 en Castilla-La Mancha, lo que implica un descenso del 1,65 por ciento respecto al mismo trimestre del año anterior, según el estudio 'Los efectos de la crisis económica en los órganos judiciales' publicado este lunes por la Sección Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La evolución de los desahucios ejecutados en la región ha sido descendente pues el pasado año se registraron un total de 546, en 2016 634 y en el 2015 un total de 643. Así las cosas, de los 537 desahucios ejecutados en la región 182 fueron por no pagar la hipoteca y 331 por no pagar el alquiler.

Los lanzamientos por impago del alquiler experimentaron un aumento del 4,5 por ciento en 2018, mientras que los derivados de las ejecuciones hipotecarias bajaron un 15,2 por ciento, según el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En general, el número de desahucios practicados en 2018 fue de 59.671, lo que supone un descenso del 1,8 por ciento, según el estudio los 'Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales' que ha publicado la Sección de Estadística del CGPJ.

Del total de lanzamientos, 37.285 fueron consecuencia de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), cantidad que representaba el 62,5% del total; mientras que otros 18,945 se derivaron de ejecuciones hipotecarias y los 3.441 restantes obedecieron a otras causas. Por regiones, Cataluña, con 13.941 desahucios, el 23,4 por ciento del total nacional, fue, con diferencia, la comunidad autónoma en la que se practicaron más lanzamientos en 2018, seguida por Andalucía (9.795) y Comunidad Valenciana (8.083).

Atendiendo solo a los lanzamientos consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos, en primer lugar aparece también Cataluña, con 8.877 procesos, seguida de Madrid (5.157) y Andalucía (5.093). En cuanto a los derivados de ejecuciones hipotecarias, la clasificación la encabeza Andalucía, con 4.082; seguida por Cataluña, con 3.778, y Comunidad Valenciana, con 3.344.

Último trimestre

En el cuarto trimestre de 2018, el número de deshaucios se situó en 15.065, lo que supone un descenso del 1,3 por ciento respecto al mismo periodo de 2017. Entre octubre y diciembre, los lanzamientos derivados del impago del alquiler, que crecieron por sexto trimestre consecutivo, aumentaron un 3,9 por ciento. Por el contrario, los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarios han disminuido un 15,7 por ciento, con lo que ya son 14 los trimestres consecutivos en los que se produce un decremento.

Del total de lanzamientos, el 9.557 fueron consecuencia de los procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (cantidad que representa el 60 por ciento del total), mientras que otros 4.498 (29,9 por ciento) se derivó de ejecuciones hipotecarias. Los 1.010 lanzamientos restantes obedecieron a otras causas. El informe incluye también el número de lanzamientos solicitados a los servicios comunes de notificaciones y embargos, aunque con la advertencia de que "este servicio no existe en todos los partidos judiciales, por lo que el dato permite medir la evolución, pero no indica los valores absolutos".

Además, segura que el hecho de que un lanzamiento sea solicitado al servicio común "no supone que éste lo haya ejecutado". Los datos disponibles reflejan que el número de lanzamientos solicitados a los servicios comunes en el cuarto trimestre de 2018 fue de 19.192, un 7,9 por ciento más interanual. De ellos, 11.487 terminaron con cumplimiento positivo, lo que representa una disminución interanual del 1,6 por ciento. Por último, los datos relativos a las ejecuciones hipotecarias presentadas muestran que estas sumaron un total de 7.049, lo que supone un incremento del 10% con respecto al mismo trimestre de 2017.

COMPARTIR: