EL JUICIO ES ESTE MIÉRCOLES

Piden cárcel y una multa millonaria para la banda de las 70.000 plantas de Cannabis en Villarrobledo

 La Fiscalía Provincial de Albacete pedirá seis años de cárcel y el pago de una multa de 5,2 millones de euros a cada uno de los seis implicados en la 'Operación Casamonte' contra el tráfico de drogas que la Guardia Civil llevó a cabo en el municipio albaceteño de Villarrobledo en el verano de 2015.

Una intervención donde, entre otros decomisos, se intervinieron 70.000 plantas de cannabis en un terreno propiedad de uno de los acusados.

El juicio por el presunto delito de tráfico de drogas se ha programado para este miércoles, día 14, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial albaceteña, con la misma petición de condena para todos, a excepción del acusado Gintautas S., a quien se piden dos años y medio de cárcel más por un delito de tenencia ilícita de armas, tal y como consta en el escrito de acusación de la Fiscalía.

En el escrito se relata que en el año 2015 los acusados Gintautas S., Mimoun K., Mohammed C. y Hamza S. se dedicaban "de manera concertada y organizada" al cultivo, recolección y secado de plantas de cannabis en una finca de Villarrobledo, y entre ellos se repartían las tareas de vigilancia, residiendo Gintautas S. "en una vivienda ubicada en el terreno y los otros tres en unas tiendas de campaña" en el mismo lugar.

El titular de la explotación agrícola era Pedro S.A., quien estaba preso en Murcia antes del verano de 2015, pero "aprovechó" un permiso penitenciario para comprar el terreno, y fue él quien, según el fiscal, "organizó la siembra y el cultivo de las plantas de marihuana", contactando con los demás acusados para llevar a cabo las labores de recolección, secado y posterior embalaje para su distribución a terceros, mientras él seguía interno en la cárcel.

El cannabis habría costado 4,75 millones de euros en el mercado negro

Agentes de la Guardia Civil intervinieron el 29 de agosto la plantación, con 70.000 plantas, que pesaban más de 4.500 kilos, y que en el mercado habrían supuesto un valor de 4,75 millones de euros.

También se encontraron otras 5.000 plantas de cannabis sativa "en proceso de secado" con un peso de 260 kilos y un valor aproximado de 271.000 euros, y otros 48 sacos de cannabis sativa en seco con un peso de 155 kilogramos y un valor aproximado de 161.665 euros, según la acusación pública.

La petición de condena es de seis años para cada uno de los seis acusados por el delito contra la salud pública, y multa de 5,2 millones de euros, valor estimado de la droga incautada.

Para Gintautas S. se piden otros dos años y medio de cárcel por tenencia ilícita de armas, ya que la acusación sostiene que al ir a ser detenido intentó deshacerse de una pistola semiautomática Beretta para la que no tenía licencia. 

COMPARTIR: