LEY CELÁA

El PP de la Diputación de Toledo pide a Page no apoyar una "Ley que humilla al castellano"

El portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Toledo, Pedro Congosto, ha pedido este jueves al presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, que el PSOE de Castilla-La Mancha NO apoye "una Ley anticonstitucional que humilla al castellano como lengua vehicular y pretende acabar con la libertad educativa y los centros de educación concertada y especial".

Así se ha referido Congosto a reforma educativa que quiere llevar a cabo el Gobierno de Pedro Sánchez y le ha reclamado a Page “que exija a sus diputados nacionales que voten en contra de la Ley Celáa y sea el hombre de Estado que dice ser en nuestra región, defendiendo el castellano como lengua vehicular y de unión de todos los españoles”. “Porque de otra manera estará siendo cómplice de esta decisión”, ha recalcado.

En este sentido, ha recordado que “el PP siempre ha defendido la libre elección de los padres a hora de optar a cualquier tipo de educación y de centro educativo”, por lo que reclama que sigan manteniéndose los conciertos con los colegios existentes actualmente, “o sino tendrán que explicarnos qué van a hacer con todos los que han elegido este tipo de educación para sus hijos, entre los que se encuentran muchos dirigentes socialistas y el propio Emiliano García-Page”.

Congosto ha advertido que “solo en la provincia de Toledo existen 44 centros de enseñanza obligatoria concertados, por lo que el Sr. Page deberá aclarar qué piensa hacer con estos centros y con los alumnos que cursan estudios actualmente en ellos, porque la Ley Celaá pone en peligro su mantenimiento y con ello no solo la educación de los niños que estudian en ellos, sino también muchísimos puestos de trabajo".

En este sentido, ha mostrado el apoyo del PP a la plataforma ‘Más Plurales’, que están trabajando por un sistema educativo "libre de ideologías y de sectarismo". Por último, ha expresado el total respaldo y solidaridad de esta formación política con los alumnos, docentes y padres que defienden la educación especial y ha lamentado “que estrategias políticas se antepongan a la opinión de los padres y profesionales, cuando ellos son los que mejor saben que es lo que necesita cada niño y donde puede recibir mejor atención”. 

Compartir