NO SE PRECISA CUÁNDO SE GRABÓ EL VÍDEO

Denuncian en las redes la actitud de los clientes de un bar de Toledo: bailando sin mascarilla

FOTO: Google Maps. FOTO: Google Maps.

No por repetirse dejan de llamar la atención las imágenes en las que la ciudadanía juega al límite de las restricciones sanitarias y las redes sociales se han convertido en los últimos meses en el lugar en el que se denuncian. El último establecimiento que se ha visto en el foco de la polémica es uno de la ciudad de Toledo en el que se puede ver a gente bailando y cantando, algunos sin mascarilla aunque la mayoría en sus sitios. 

Tal y como una usuaria refleja, se trataría del establecimiento Eleven Bar & Pub de la capital regional. La usuaria de Twitter sí ha indicado que se trataba de una escena que tuvo lugar, según la fecha de su publicación, este viernes por la noche.

Cabe recordar que la ciudad ahora se encuentra en nivel 3 en cuanto a las medidas de contención de la pandemia, toda vez que en las últimas jornadas se ha registrado un incremento significativo de casos de coronavirus en toda la provincia. En ellas se contempla que "se suspende la actividad en el interior (espacios cerrados) del local en bares, restaurantes y resto de establecimientos de hostelería" y que "dado el carácter urgente de estas medidas, las mismas resultan de aplicación desde la fecha de la firma de la presente resolución", el 15 de enero.

Esta denuncia ha sido recogida en Twitter por el propio Ayuntamiento de Toledo, que ha respondido a la usuaria que pasaría el aviso a la Policía Local de la ciudad para determinar lo sucedido. 

La versión del establecimiento

Por su parte, desde el establecimiento, a través de su cuenta en Instagram, han querido aclarar lo que se aprecia en el vídeo. Explican que "cualquier persona que conozca nuestro local, sabe que se cumplen las actuales normas frente al Covid". 

Asimismo, indican en el mismo escrito que "en el vídeo se ve a todo el mundo sentado excepto un momento puntual donde una clienta se levanta, da una vuelta bailando y se vuelve a sentar, queremos recalcar que es imposible controlar que una persona se ponga de pie en un momento dado". 

El local también condena "la mala intención con la que actúa la gente queriendo perjudicar a un sector ya en ruinas". Concluye su mensaje insistiendo en que "no vamos a dar más bombo al tema ya que la lectura e interpretación de un vídeo grabado desde una esquina del local y sin perspectiva del mismo, pierde la objetividad de la situación". 

Compartir