EXPECTACIÓN MÁXIMA EN TORNO A SANTIAGO ABASCAL

Vox demuestra un músculo inesperado en un acto desbordante con 2.000 personas en Toledo

Santiago Abascal, presidente de Vox, este jueves durante un mitin en Toledo
Santiago Abascal, presidente de Vox, este jueves durante un mitin en Toledo

El primer acto pre electoral de Vox en Castilla-La Mancha ha sido un éxito rotundo para el partido comandado por Santiago Abascal. La cita comenzaba poco antes de las 7 y media de la tarde en el auditorio de un conocido hotel de Toledo pero desde una hora antes, nada más abrirse las puertas, las 600 butacas ya estaban ocupadas y más de mil personas esperaban en la calle para acceder, algunos de otras provincias limítrofes. Muchos de ellos no lo consiguieron y tuvieron que marcharse decepcionados sin poder escuchar al líder de la nueva (o no tan nueva) derecha española. Otros, eufóricos, acabaron por entrar casi a empujones y lograron presenciar el acto en directo pero de pie.

Fuera, un amplio dispositivo policial formado por más de 20 agentes de la Policía Nacional -tanto a pie como en coches y motos- garantizaba la seguridad e identificaba a algunas personas. Dentro, en los prolegómenos del mitin, los asistentes coreaban canciones de Nino Bravo, Loquillo o el Dúo Dinámico. "Resistiré, erguido frente a todo. Me volveré de hierro para endurecer la piel. Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte. Soy como el junco que se dobla, Pero siempre sigue en pie". Pero el momento de mayor exaltación de la previa fue cuando sonó a todo volumen por los altavoces el "Qué viva España" de Manolo Escobar. A grito pelado, los 600 participantes en el acto (una proporción de 70-30 entre hombres y mujeres, pero de todas las edades -había muchos jóvenes-), ondeaban sus banderas nacionales. Entre un tema y otro, muchos ¡Viva España! y también algún ¡Ariba España!, aunque coreados con menos ímpetu. Sin lugar a dudas, tras el gran resultado cosechado en las elecciones andaluzas, los simpatizantes de Vox en Toledo y Castilla-La Mancha segregaban triunfalismo y orgullo de pertenencia. 

Entre los periodistas y representantes de los medios de comunicación (para los que Abascal tendría duras críticas durante su intervención al responsabilizarles de "manipular" y "estigmatizar" a los votantes de Vox) sorprendía la capacidad de convocatoria de una formación política sin una estructura consolidada en Castilla-La Mancha. Convocar a casi 2.000 personas un día de diario y fuera de la campaña electoral no es fácil. "Si el PSOE viene a esta sala no la llena ni trayendo a la gente en autobuses ni repartiendo bocadillos", presumiría después el presidente del partido verde.

"Esta sala está llena de amor a nuestra patria, llena de hartazgo de unos políticos y unos medios de comunicación que se habían entrometido sistemáticamente en nuestras vidas. Millones de españoles han detectado en esta alternativa política que es Vox una herramienta por España. Estáis aquí no por Vox ni por Santiago Abascal, sino por amor a vuestra patria y a vuestra libertad". Así ha comenzado el político vasco (Bilbao, 1976) su intervención, que ha estado precedida por gritos unánimes de "presidente, presidente" coreados por el auditorio. 

"Andalucía solo anticipa lo que Vox hará en España cuando se atrevan a convocar elecciones. Vox logrará expulsar al frente popular del Gobierno de España", ha dicho Abascal utilizando un lenguaje muy intencionado.  De hecho, ha retado al presidente Pedro Sánchez a que convoque elecciones "si se atreve" después de las últimos datos conocidos del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), al que ha calificado como "un aparato de burda propaganda del PSOE y del comunismo chavista" y que le da a los socialistas una intención de voto del 30 por ciento y a Vox de un 6 por ciento. "Pedro, ¿qué te pasa? Convoca elecciones. Échale arrestos. Y si no, dí que estás en La Moncloa con comunistas, chavistas y filoetarras por el bien de España", ha añadido. "Este es un Gobierno mentiroso y peligroso", ha finalizado, momento en el que uno de los asistentes del mitin ha gritado "¡A la cárcel!". 

Además, ha defendido fervorosamente "los toros, la bandera y la caza" y ha asegurado tanto él como sus simpatizantes están "hartos de que nos hablen mal de nuestros padres y de nuestros abuelos", en una referencia velada a la Ley de Memoria Histórica que ha arrancado fuertes aplausos del público. Por otra parte, Abascal se ha mostrado molesto porque no le hayan invitado a la gala de los premios Goya que se celebran este sábado en Sevilla.  Así, ha calificado de "mafia en torno al cine español" a aquellos que "persiguen a actores y directores que no son afectos a la izquierda, señalando, apuntando y apartando a los españoles", lo que hace que "se estén vaciando las salas de cine". "No pasa nada. Los españoles seguiremos viendo a Clint Eastwood, a Mel Gibson o a quien haga falta", ha manifestado.

Antes del presidente de Vox ha intervenido el vicesecretario jurídico de la formación, Pedro Fernández, que ha comenzado avisando de que su intención era "arrear un poquito a los independentistas". En esa línea, mientras algunos de los asistentes vociferaban "Puigdemont, a prisión" o "falta mano dura", Fernández exigía en nombre de su partido unas medidas "urgentes y muy facilitas": la suspensión inmediata de la autonomía de Cataluña para "impedir que continúe el proceso golpista", la "ilegalización de los partidos golpistas", el "rechazo de las sentencias dictadas por tribunales extranjeros que ataquen el interés nacional" y "que la política exterior sea competencia exclusiva del Gobierno de España", momento en el que un hombre ha voceado "¡Y que se vayan los moros! y otro "Y Gibraltar español!". 

Y es que todo el acto ha sido una exaltación españolista en sí mismo. "Compatriotas, bienvenidos a la España viva, la marea verde ha llegado a la Ciudad Imperial para traer un mensaje de ilusión y de esperanza para todos los toledanos", ha dicho con tono militar el presidente provincial de Vox Toledo, Luis Miguel Núñez, al comenzar su intervención, en la que ha agradecido el trabajo de los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que han garantizado la celebración pacífica del acto. En ese momento, un asistente ha gritado: "Lo que tenían que hacer era echar a los perroflautas", provocando las risas en el auditorio. 

Núñez, además, se ha felicitado porque Vox no sumaba más de 300 afiliados hace unas semanas en la provincia de Toledo y ayer, según ha dicho, se sobrepasó la barrera de los 800. Con ese ímpetu se ha mostrado convencido de que su partido "ha sembrado el pánico entre unos y otros" y de que, en las próximas elecciones, va a "acabar con la PSOE, que se ha convertido en una agencia de colocación; con las políticas de la derecha cobarde -en referencia al PP- y con esos que se visten de naranja, que parecen un trampantojo y encima, ahora, son unos afrancesados -ha comentado sin aludir al fichaje de Manuel Valls por Ciudadanos-".

Tanto Núñez como José Luis Sánchez, coordinador local de Vox en la ciudad anfitriona, han coincidido en que la situación del río Tajo y el estado de la línea de tren Madrid-Extremadura, con parada en Talavera, son dos de los grandes problemas de la provincia. En ese sentido, han reclamado no un tren digno sino "un tren del siglo XXI" y el fin del trasvase Tajo-Segura en el marco de un pacto hidrológico nacional que lleve el agua "desde donde sobra hasta donde se necesita".

En el multitudinario acto de Vox en Toledo también ha intervenido el que será el primer senador por designación autonómica de la formación españolista, el andaluz Francisco José Alcaraz, que se ha estrenado ante el público. "Lo primero es mi familia y mi familia es España. Por eso soy de Vox. Quien me conoce sabe mi trayectoria para reivindicar memoria y justicia", ha afirmado Alcaraz, que fue presidente y portavoz de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) entre 2004 y 2008, y presidente y fundador de la Asociación Voces Contra el Terrorismo.

Ha indicado que aceptó entrar en el proyecto de Abascal porque este le garantizó que, en caso de ser presidente de España o de formar parte del Ejecutivo, hará públicas las actas de negociación del Estado con la banda terrorista ETA con el fin de airear "la humillación a la que han sometido a las víctimas". Además, Alcaraz ha comentado que, en caso de llegar al poder, Abascal "detendrá a los jefes de ETA que se pasean con impunidad por Europa", obviando la separación de poderes ejecutivo y legislativo.

Vox, con su acto en Toledo, ha demostrado ser una fuerza en auge y capaz de movilizar a  buena parte del electorado de derechas. Veremos cómo se traduce esa energía en las elecciones autonómicas del 26 de mayo en Castilla-La Mancha, aunque el mitin de este jueves no ha servido para aclarar quién será el candidato del partido a la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Y es que ni siquiera se ha confirmado que lo vaya a haber, aunque todo apunta a que así será. Hay un nuevo actor en el tablero político castellano-manchego y el papel que juegue en las urnas puede ser determinante para la gobernabilidad en la próxima legislatura, aunque quede mucho por construir internamente en el partido. "Este es un barco al que ahora se quiere subir todo el mundo. Hay ratas que se meten en los barcos, pero sabemos quiénes son y el proyecto de Vox va a seguir adelante sin ellos", ha asegurado el presidente provincial de Toledo. Así están las cosas.

COMPARTIR: