17 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

190.000 RECETAS

Éxito del programa que permite a los castellano-manchegos retirar recetas en otras autonomías

Los ciudadanos de Castilla-La Mancha que cuentan con tarjeta sanitaria del Sescam han retirado, hasta el mes de noviembre de este año, más de 188.000 recetas en las farmacias de las dieciséis autonomías, todas, a excepción de Madrid, que forman parte del proyecto de receta electrónica interoperable, a las que recientemente se han sumado las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, gestionadas por el Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA).

Los usuarios del Sescam cuentan con esta posibilidad desde que en julio de 2016 Castilla-La Mancha obtuvo la certificación para adherirse a este proyecto, un programa que facilita a los ciudadanos moverse por el territorio nacional y obtener sus medicamentos prescritos por su facultativo en cualquier farmacia del país, con independencia de en qué comunidad hayan sido recetados, ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.

De esta manera, los ciudadanos de Castilla-La Mancha pueden retirar su medicación en las cerca de 18.000 oficinas de farmacia autorizadas a dispensar recetas interoperables en todo el territorio nacional, además de en las cerca de 1.300 de la región, desligándose de las anteriores preocupaciones relacionadas con las fechas de dispensación en las que han de retirar su medicación o sin tener que solicitar a su facultativo que les anticipe el fármaco indicado.

Desde que hace más de dos años Castilla-La Mancha se incorporó a este proyecto, más de 32.000 ciudadanos con tarjeta sanitaria del Sescam se han beneficiado de sus ventajas.

Así, han sido los toledanos los que han hecho mayor uso de este recurso, con más de 9.300 usuarios a los que se han dispensado en otras autonomías más de 20.200 recetas.

Por provincias, los datos se completan con Albacete, con más de 8.000 usuarios y más de 14.700 recetas dispensadas; Ciudad Real, más de 6.800 y casi 13.000, respectivamente; Cuenca, con cerca de 3.000 beneficiarios y casi 5.600 recetas y, por último, Guadalajara, con más de 5.000 beneficiarios que han retirado más de 9.700 recetas de oficinas de farmacia de otras autonomías.

Asimismo, las oficinas de farmacia que más recetas han dispensado procedentes de Castilla-La Mancha han sido las de la Comunidad Valenciana, con más de 93.300, casi la mitad del total, seguida de Extremadura, con más de 38.000 recetas dispensadas, y Castilla y León, con más de 19.000.

COMPARTIR: