ENTREVISTA DE VICENTE CASAÑ EN RADIO MARCA ALBACETE

"Ha sido un milagro", primeras palabras del diputado castellano-manchego hospitalizado en Estados Unidos

El pasado miércoles, nos despertábamos con la noticia de que el diputado albaceteño en el Congreso Francisco Molinero Hoyos había sufrido un infarto de miocardio en Florida (EE.UU.), donde se encontraba para respaldar al hispano-estadounidense Pablo Ibar en el inicio de la fase oral de su nuevo juicio por un triple asesinato que le mantiene en 'corredor de la muerte'.

Justo antes de coger el avión, comenzó a sentirse mal y tuvo que ser trasladado al hospital para ser intervenido de urgencia e implantarle un marcapasos.

Por ello, este martes reconocía abiertamente que lo que le ha ocurrido ha sido "un milagro." Así lo contaba en su primera entrevista hasta el momento concedida al periodista Vicente Casañ en Radio Marca Albacete. 

El diputado popular reconocía que "la cosa ha sido muy seria," aunque afortunadamente "lo importante es el final, cómo estoy ahora." Además dejaba entrever que la presión del juicio, donde Ibar se juega la ratificación de la pena de muerte a la que está condenado también le ha pasado factura.

Tras el susto, Molinero está recuperando fuerzas para poder emprender el viaje de vuelta a Albacete, que podría darse "a finales de esta semana." Una vez en su casa, reconocía que descansará porque "me he volcado tanto en el asunto que al final he estallado."

Por otra parte, el PP ha informado en una nota de prensa que Molinero fue sometido ayer a una segunda intervención y ha respondido bien, por lo que ya no está en la UCI y ha sido ingresado en planta, donde está acompañado por sus familiares.

La delegación de la que formaba parte estaba compuesta nueve senadores y dos diputados del Congreso, y el propio Francisco Molinero había expresado en las vísperas su satisfacción por haber sido designado en representación del Congreso como observador jurídico de Pablo Ibar, quien lleva 16 años en el "corredor de la muerte" y a quien la Corte Suprema de Florida ordenó la celebración de un nuevo juicio.

COMPARTIR: