LO HA ANUNCIADO LA CONSEJERA DE BIENESTAR SOCIAL, AURELIA SÁNCHEZ

Atención a la nueva norma de la Junta para regular sus ayudas económicas en Castilla-La Mancha

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de la JCCM Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de la JCCM

El Gobierno de Castilla-La Mancha comenzará a trabajar la próxima semana en la tramitación de una nueva normativa para regular las prestaciones económicas dirigidas a personas en situación de dificultad económica y social en la comunidad autónoma.

Así lo ha anunciado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante la videoconferencia que, con motivo del Día Internacional para la erradicación de la pobreza, que se conmemora el 17 de octubre, ha organizado este viernes la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y/o exclusión social en Castilla-La Mancha, en la que también ha participado el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido.

Sánchez ha explicado que esta nueva norma tiene la finalidad de llegar a todas las personas que no están bajo el marco protector del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y de trabajar para que las prestaciones puedan complementar ese IMV, “si la normativa vigente así lo dicta”, así como de ordenar las prestaciones económicas que reciben ciertos colectivos, como las familias numerosas o las personas en situación de viudedad, entre otros.

“Planteo ese compromiso de, a partir de la semana que viene, ponernos a trabajar en una nueva norma que pueda ordenar y regular las prestaciones económicas en nuestra comunidad y lo tenemos que hacer de la mano, con vosotros”, ha asegurado la consejera, quien ha detallado que se va a constituir un grupo de trabajo específico para ello y que va a ser “un compromiso, no de futuro, sino de presente”.

La titular de Bienestar Social también ha recordado que ha habido una modificación relativa al cobro del Ingreso Mínimo de Solidaridad y ha aclarado que “no ha desaparecido”, ya que las personas que se benefician de esta renta básica la van a seguir recibiendo, pero han cesado las nuevas incorporaciones porque la Junta ha considerado que el IMV es “lo más ventajoso”.

Y aunque Sánchez ha reconocido que está costando implantarlo totalmente por el volumen de demanda y las dificultades en su tramitación, ha dicho que tiene “muchas expectativas” puestas en él porque “ha supuesto un cambio radical en la concepción de las políticas sociales” y porque “esa renta iguala a todos y permite que, desde cada comunidad autónoma, se pueda complementar”. 

Además, a preguntas de los periodistas sobre este asunto, ha explicado que en este momento el IMV y el IMS llegan a casi 7.000 familias de Castilla-La Mancha y ha insistido en que el cambio “no es un paso a atrás”, sino “un paso adelante para mejorar”.

Igualmente, ha afirmado que el presupuesto del Ejecutivo autonómico en materia de prestaciones económicas “se va a mantener”, pero de lo que se trata es de crear un nuevo sistema de prestaciones “para ver dónde no llega el IMV y poder llegar nosotros”, ha reiterado.

Del mismo modo, ha agregado que el IMV lleva “más retraso de lo esperado” porque el número de solicitudes ha “colapsado” la Seguridad Social y que esta semana se han mantenido reuniones específicas con el Ministerio del ramo, con el fin de poder agilizar los trámites.

Compartir