TRIBUNALES

El jurado popular comienza a deliberar sobre el acusado de asesinar a su mujer en Azuqueca

El jurado popular que decidirá el veredicto de culpabilidad o inocencia del hombre que asesinó a su pareja con arma blanca en su domicilio de Azuqueca de Henares (Guadalajara) en 2017 ha comenzado este miércoles la deliberación tras recibir el objeto del veredicto.

Sobre las 11.00 horas de este miércoles se ha reunido el jurado popular, compuesto por 9 personas, en la Audiencia Provincial de Guadalajara, tras entregarles en vista pública el objeto del veredicto en la Audiencia provincial de Guadalajara.

El objeto del veredicto está conformado por las preguntas que el jurado tiene que responder durante la deliberación, en base a toda la prueba que se ha visto durante el juicio, para llegar a un veredicto de culpabilidad o no culpabilidad.

La Fiscalía Provincial de Guadalajara mantiene la petición 30 años de prisión para el acusado por un asesinato con alevosía y agravante de parentesco, mientras que la acusación particular del padre de los hijos de la víctima también mantiene la solicitud de 33 años, considerando que los hechos fueron constitutivos de un delito de asesinato.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, al encartado se le imputa un delito de asesinato con alevosía con agravante de parentesco por el que pide una pena de 22 años de prisión, con prohibición de comunicarse a los menores durante 32 años; además pide tres años y medio de cárcel por dos delitos de lesiones psíquicas con agravante de parentesco en cada uno de los menores de mayor edad, y un año por el delito de menoscabo psíquico.

Asimismo piden una indemnización por responsabilidad civil de 150.000 euros para cada hijo de la fallecida y de 50.000 euros para los padres de la víctima.

Por su parte, la defensa, que pedía la libre absolución ha retirado el eximente de trastorno mental y ha incluido como atenuante la legítima defensa y como eximente, el miedo insuperable, por lo que piden la declaración de no culpabilidad de su defendido.

Durante el juicio, el acusado afirmó que la víctima le agredió primero y él se defendió, si bien manifestó que actuó sin ser consciente de las consecuencias y pidió perdón por los hechos.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, los hechos tuvieron lugar el 28 de diciembre de 2017 en una vivienda de la calle San Miguel de Azuqueca en la que el acusado, de 40 años, tras retomar una discusión de la noche anterior con la víctima, J.A. M, de 37 años, la siguió hasta el baño y la degolló allí, aprovechando ésta se encontraba "arrinconada y desprevenida", de forma "sorpresiva e inesperada sin que la víctima tuviera posibilidad de defenderse".

La pareja tenía un hijo en común de 14 meses y la víctima además tenía dos hijos, un niño de 12 años y una niña de 9, que se encontraban en el domicilio cuando ocurrieron los hechos y que fueron atendidos de urgencia por el equipo de intervención psicológica de Cruz Roja y, posteriormente, por el servicio municipal de atención psicológica a menores víctimas de violencia de género y el centro de la mujer del municipio.

Según el relato del Ministerio Fiscal, después de asesinar a su pareja, el acusado intentó quitarse la vida sin lograrlo y, además, dijo a los menores que había matado a su madre. 

Compartir
Update CMP