OLMEDA DEL REY (CUENCA)

Un pequeño pueblo de Castilla-La Mancha, incomunicado desde el miércoles

El pasado 23 de diciembre una vecina de Olmeda del Rey (Cuenca) visitaba la casa de la alcaldesa, Ana Martínez, para comunicarle que su teléfono no funcionaba. A partir de ese momento, y tras constatar que el problema era común a todo el pueblo, con cerca de 130 habitantes, comenzaba todo un periplo para la primera edil del municipio intentando que tanto desde las compañías telefónicas como desde la Junta la escuchasen.

Según ha informado el Grupo Popular del municipio en nota de prensa, la alcaldesa, utilizando una red wifi, ha pasado estos últimos seis días llamando tanto a la empresa Vodafone, encargada de la cobertura móvil del pueblo, como a Movistar, que suministra la línea de los teléfonos fijos. “Hemos seguido con paciencia y exactitud todas las instrucciones que nos han ido dando, pero lo cierto y verdad es que desde el miércoles pasado seguimos sin teléfono móvil”, ha relatado Ana Martínez. “Esta situación es preocupante y peligrosa, para todos, pero en especial para las personas más mayores”.

La primera edil ha querido hacer un llamamiento a la “responsabilidad y sensibilidad de las compañías telefónicas en un asunto tan grave". "No es entendible que para solucionar un problema así tengamos que esperar tantos días. Hemos avisado al 112 y también contactado con Consumo, pero nos remiten a la Dirección General de Telecomunicaciones. Creo que en vez de alargar en el tiempo este problema, con más avisos y reclamaciones, la Junta debería de haber contactado desde el primer momento con la compañía telefónica y haberles exigido que los vecinos de Olmeda del Rey volvamos a tener cobertura móvil”, ha comentado. 

Para Ana Martínez, lo que está sucediendo en su pueblo no es sino otro ejemplo más “del abandono del mundo rural por parte de las Administraciones", pues considera que "son las instituciones como la Junta de Comunidades las que tienen que exigir a las empresas de telefonía mejores prestaciones para los pueblos”.

Entre los servicios más afectados por el corte de telefonía se encuentra el del consultorio y el de farmacia, ya que los vecinos no pueden llamar a los sanitarios "ni siquiera para pedir cita médica". Además, según ha señalado, tampoco pueden ponerse en contacto con el 112 si hay alguna urgencia.

Ana Martínez ha lamentado que sus vecinos, "precisamente en un año como el actual especialmente duro por la pandemia", se hayan quedado sin poderse comunicar con sus familiares "ni tan siquiera para felicitarles la Navidad". "Ha sido especialmente triste vivir una situación así. Espero que desde hoy mismo, aunque con retraso, podamos felicitarnos estos días tan entrañables y que, por supuesto, tengamos una Nochevieja y entrada de año en los que podamos hablar por teléfono con nuestros seres queridos”, ha concluido la alcaldesa.

Compartir