CORONAVIRUS

Muere un funcionario de la prisión de Cuenca, tercera víctima en el ámbito penitenciario

Un funcionario del centro penitenciario de Cuenca, Ángel F.M., ha fallecido por COVID-19 a la edad de 62 años y tras ser ingresado en la UCI el pasado 31 de marzo, han informado fuentes de Instituciones Penitenciarias. Es la tercera víctima del coronavirus en el ámbito penitenciario.

Ángel F.M. era funcionario en segunda actividad, en oficinas del centro penitenciario de Cuenca. Antes de él, falleció el 24 de marzo en el Hospital de Arganda víctima del COVID-19 una interna de 78 años de Madrid VII-Estremera. Seis días después, el 30 de marzo, falleció Ismael, de 66 años, trabajador del centro penitenciario de Alicante.

Según fuentes de Instituciones Penitenciarias, en la actualidad están registrados 217 trabajadores por dar positivo en COVID-19 y también hay 32 internos contagiados. La institución tiene 24.000 funcionarios y unos 50.000 reclusos.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha lamentado la muerte de Ángel F.M. en un comentario desde la cuenta oficial de Twitter del departamento ministerial. "Hoy nos hemos despertado con la triste noticia del fallecimiento de Ángel F.M., funcionario del centro penitenciario de Cuenca, víctima del COVID-19. Nuestro pésame y todo nuestro cariño para su familia, compañeros y para todos los trabajadores de Instituciones Penitenciarias", ha señalado.

Reacción de 'Tu abandono nos puede matar'

La asociación de trabajadores de prisiones "Tu abandono me puede matar" ha lamentado el fallecimiento de un funcionario en el centro penitenciario de Cuenca, que no esperaban y consideran un "duro golpe".

Así lo ha reconocido en declaraciones a EFE el portavoz en Cuenca de la Asociación, Enrique Merás, que ha indicado que el trabajador, de 62 años, se encontraba en segunda actividad, en las oficinas, e ingresó a finales de marzo en la UCI del hospital Virgen de la Luz.

Merás ha señalado que hay otros tres trabajadores del centro, un hombre y dos mujeres, que han dado positivo por Covid-19 y se encuentran en sus casas, y que en total el test se le ha practicado a media docena de trabajadores, entre ellos él mismo, pero no a los internos.

Sí que hay un interno que se encuentra aislado por haber presentado un cuadro febril, pero según Merás, no creen que se trate de coronavirus porque presenta otros síntomas.

Merás ha agradecido a los internos "el comportamiento que están teniendo con nosotros" durante esta crisis, y también a los trabajadores de Instituciones Penitenciarias de toda España, a quienes asegura que no se les está dotando de las medidas de protección adecuadas para realizar su trabajo.

Asimismo, está previsto que este viernes una caravana de ambulancias, vehículos de protección civil y otros cuerpos acuda a la cárcel, con las sirenas y luces encendidas, para rendir homenaje a sus trabajadores y al funcionario fallecido.

Compartir