DENUNCIA PÚBLICA DE LA AEGC

Medio cuartel de la Guardia Civil de Illescas, sin calefacción durante el temporal

Cuartel de la Guardia Civil de Illescas Cuartel de la Guardia Civil de Illescas

La Asociación Española de la Guardia Civil (AEGC) ha denunciado públicamente que "una vez más el abandono que sufren los guardias civiles por parte de su Dirección General obliga a parte de los componentes del Puesto de Illescas (Toledo) a prestar servicio sin calefacción".

AEGC explica en una nota de prensa que ha tenido conocimiento de que en la Comandancia de Toledo tienen constancia de la avería desde que se produjo: "Es más ya han tenido en sus manos un presupuesto para arreglar la avería pero no fue aprobado, por lo que se ha presentado el temporal con medio cuartel sin calefacción y los guardias civiles si quieren caldear un poco sus oficinas tienen que llevar de sus casas calefactores eléctricos".

La oficina de Prevención, la de Denuncias, VIOGEN, el cuarto de puertas, las oficinas de SEPRONA y la de PJ, o la entrada del cuartel y las salas de espera están afectadas por la avería, por lo que la incidencia también afecta a los ciudadanos que acuden al cuartel a poner una denuncia o llevan buen abrigo o terminan congelados esperando a ser atendidos, explican en la nota: "Eso sí, la oficina del capitán se encuentra bien climatizada con su bomba de calor".

Una vez más, a juicio de AEGC, "la Guardia Civil ha vuelto a dar muestras de su mala gestión y de la falta de previsión. Desde el propio gobierno se estuvo informando del temporal de nieve y frio que llegaba al centro de la península y a nadie se le ocurrió pensar en tomar una solución para arreglar la calefacción del puesto". Según la asociación, son guardias civiles que han tenido que multiplicarse estos días porque muchos de sus compañeros quedaron atrapados por la nevada y no han dejado de dar el servicio que los ciudadanos necesitaban en medio del temporal: "Ellos si han cumplido pero los que tenían que cumplir con los guardias una vez más los han dejado en el olvido", concluye la AEGC.

Compartir