18 de diciembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

MANZANARES Y MEMBRILLA

Dos pueblos vecinos de Ciudad Real, a la gresca por un asunto que no huele bien

El Ayuntamiento de Manzanares ha detectado que el Ayuntamiento de Membrilla podría haber ejecutado una instalación "clandestina" y "no autorizada" con el objetivo de que parte del agua residual que se le debe facturar a este Consistorio en concepto de alcantarillado y depuración no pase por el contador que debe registrarla, un fraude que ha tasado en 38.000 euros.

Según ha explicado la portavoz del equipo de Gobierno de Manzanares, Beatriz Labián, se ha encontrado un "bypass" que deriva parte del caudal de Membrilla para que se le impute y facture al Ayuntamiento de Manzanares, con el consiguiente perjuicio económico, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El presunto fraude, estimado en más de 38.000 euros, ha sido descubierto por técnicos de la empresa Acciona y del servicio técnico municipal, tal y como ha explicado.

Manzanares cuenta con una red de saneamiento independiente y un caudalímetro mide el volumen que Membrilla recoge y vierte a esta red, ya que la localidad vecina carece de estación depuradora en su término municipal. Por ello, los vertidos de Membrilla atraviesan la red de Manzanares para llegar a la depuradora.

La concejala delegada del área de Medio Ambiente y Servicios, Isabel Díaz-Benito, ha manifestado que la derivación detectada se ha encontrado antes del contador de aguas residuales situado entre Membrilla y Manzanares.

Díaz-Benito ha apuntado además que, según Acciona, esa derivación "todos los días entra en carga cuando hay un aumento de la demanda de agua potable". Esta situación se produce "alrededor de mediodía, por la noche y, sobre todo, cuando llueve".

Desde 2013

Se estima que el presunto fraude se inició a finales de 2013 o principios de 2014. En este sentido, Labián se ha referido al informe realizado por la empresa Acciona que entre los años 2010 y 2013 indicaba que el porcentaje medio del caudal estaba repartido entre un 71 y 29% entre Manzanares y Membrilla, respectivamente.

El mismo informe señala que entre 2014 y 2017 ese porcentaje se incrementó notablemente para Manzanares pasando a un 80% mientras que el de Membrilla se reducía a un 20%.

Ante esta situación que está provocando un perjuicio económico para Manzanares, el equipo de Gobierno municipal ya ha dado los primeros pasos, y en la mañana de este miércoles se han enviado al Ayuntamiento de Membrilla varios documentos para que repare el daño económico que ha ocasionado y cesen los vertidos.

Así, se ha remitido un oficio reclamándole de forma oficial los 38.219,96 euros, importe estimado del presunto fraude causado al Consistorio de Manzanares como consecuencia de la derivación no autorizada. Se advierte, además, de que en caso de no ser atendida la reclamación, el Ejecutivo manzanareño emprenderá las acciones judiciales que procedan.

COMPARTIR:
TAGS: