ALCALÁ DE JÚCAR

Todos a una para que la joya castellano-manchega vuelva a lucir todo su esplendor

 El Gobierno de Castilla-La Mancha, la Diputación Provincial de Albacete y el Ayuntamiento de Alcalá del Júcar (Albacete) han suscrito este viernes un convenio de colaboración para recuperar la zona de este municipio albaceteño que fue dañada por un desprendimiento de rocas en 2016.

A través del convenio, que ha sido firmado por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, por el presidente de la Diputación Provincial de Albacete, Santiago Cabañero, y por el alcalde de Alcalá del Júcar, Pedro Antonio González, el Gobierno regional aportará casi 720.000 euros para reconstruir la zona del conjunto histórico-artístico que fue afectada por el derrumbamiento.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha acordó el pasado día 18 de marzo aportar en los dos próximos años casi 720.000 euros para esta reconstrucción, lo que supone el 50 por ciento de la mitad del coste de las obras pendientes de financiar, tras la subvención estatal de 1,4 millones de euros que ha recibido el municipio para este fin, ha informado en una nota de prensa la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

Asimismo, ha precisado que la Junta de Comunidades financiará la reposición y mejora de las infraestructuras, elementos y medidas de protección de la ladera afectada por el desprendimiento de rocas con 343.312,45 euros y la rehabilitación de las zonas afectadas con otros 375.315,08 euros.

La Consejería ha añadido que como coste de las cantidades no subvencionadas por el Estado no puede ser asumido por el Ayuntamiento de Alcalá del Júcar "y teniendo en cuenta la envergadura y la complejidad técnica de las actuaciones de rehabilitación y mejora a realizar", el Ejecutivo autonómico ha considerado necesario colaborar económicamente para completar la reconstrucción de la zona afectada por el derrumbe.

En este sentido, el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, indicó el pasado 20 de marzo, que la ayuda permitirá la reparación de los destrozos provocados por la caída y el impacto de piedras en el Barrio del Cenajo en diciembre de 2016, que afectaron tanto a los elementos de protección y estabilización de la propia ladera, como a la trama urbana viaria, redes municipales de abastecimiento de agua, saneamiento y alumbrado y viviendas públicas. 

Hernando destacó también que Alcalá del Júcar es una de las localidades que más visitantes recibe cada año en Castilla-La Mancha, con un destacado sector turístico conformado por alojamientos rurales, restaurantes y empresas de turismo activo.

COMPARTIR: