LA GUARDIA CIVIL TAMBIÉN HABLA DE INTENCIONALIDAD EN EL GRAVE INCIDENTE

Adif interpone una denuncia por delito de sabotaje tras el descarrilamiento del tren en Torrijos

Imagen del tren descarrillado este lunes en Torrijos. Foto: Twitter Milana Bonita
Imagen del tren descarrillado este lunes en Torrijos. Foto: Twitter Milana Bonita
Tras la correspondiente investigación, Adif ha determinado que el descarrilamiento del tren que cubría el trayecto entre Zafra y Madrid, ocurrido en torno a las 19.15 horas de ayer en la localidad toledana de Torrijos, se debió a la colocación de un fragmento de carril, de aproximadamente 70 cm de longitud, en la vía. La entidad confirma así el sabotaje y anuncia la interposición de una denuncia ante la Guardia Civil por el presunto delito de creación de riesgo para la circulación ferroviaria.

El incidente en el tren Madrid-Zafra a la altura de la localidad toledana de Torrijos en la tarde de este lunes se ha producido al salirse del carril las dos primeras ruedas del tren, por lo que el convoy no ha llegado a descarrillar por completo.

Así lo aseguran fuentes del Renfe, que han confirmado a Europa Press que el tren afectado ha sido el que cubre la línea Madrid-Zafra con salida a las 14.23 horas, que ha sufrido el incidente sobre las 19.30 horas de este lunes cerca de la estación de Torrijos, cuando las dos primeras ruedas del tren se han salido del carril. Tanto Renfe como Adif investigan la posibilidad de que se trata de un sabotaje producido por "agentes externos", posibilidad que finalmente se ha confirmado desde Adif.

En el tren viajaba una treintena de personas que no han sufrido daños personales, y que fueron transbordados a otro tren que se ha enviado desde Fuenlabrada, para trasladar a los pasajeros a su destino. A última hora de este lunes el tráfico en esa línea permanecía interrumpido, por lo que este incidente pudo provocar retrasos en otros tres trenes que circulan en la noche de este lunes, y que son los de Madrid-Cáceres, Badajoz-Madrid y Madrid-Talavera de la Reina.

Por otra parte, fuentes cercanas a Renfe han asegurado a Europa Press que se están investigando las causas de este incidente, del que a esta hora "no descartan ninguna hipótesis", ya sea la del material rodante, la vía, o que pueda estar provocada por "agentes externos".

Mientras, en declaraciones a Efe, el presidente del comité de empresa de Adif en Toledo, Enrique Clavero, ha señalado que se cree que el accidente ha podido ser porque se ha puesto un obstáculo en la vía, pues ha comentado que le parece "raro" que un tren haya descarrilado de esa forma.

Y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha escrito en Twitter: "Si hay dudas de que esté habiendo conductas vandálicas y posibles comportamientos de sabotaje en relación con algunos de los incidentes ferroviarios, hay que contarlos. La alarma social exige máxima información y trasparencia".

Se confirma el sabotaje

El descarrilamiento del tren que ayer cubría la línea Madrid-Zafra a 500 metros de la estación de Torrijos (Toledo) se debió a un sabotaje, según ha confirmado este martes a Efe el presidente del comité de empresa de Adif en la provincia de Toledo, Enrique Clavero.

El accidente del tren tuvo lugar sobre las 19:40 horas de ayer, lunes, a la altura del kilómetro 84 de la vía férrea, y no provocó heridos. Clavero ha afirmado que puede confirmar que se debió a un "sabotaje" y ha explicado que un trozo de carril, un 'cupón', de un metro de longitud se había colocado en el cruzamiento del cambio del tren, lo que provocó que la máquina fuera desplazara y se saliera la rueda del carril. 

"Pudo ser una tragedia bastante importante, menos mal que el tren no llegó a volcar", ha afirmado Clavero, ya que en la zona había un paso a nivel, con vehículos que estaban esperando para cruzar y cerca había, además, viviendas. Pese a que la vía ha quedado reparada a las seis de esta mañana, el primer tren desde Talavera de la Reina (Toledo) hacia Madrid, que parte a las 06:50 horas, se ha suspendido y los viajeros han sido trasladados en la capital autobús. 

Adif interpone una denuncia

Finalmente, Adif ha anunciado a última hora de la mañana de este martes mediante un comunicado oficial que va a interponer hoy una denuncia ante la Guardia Civil por un presunto delito de creación de grave riesgo para la circulación ferroviaria, tras el descarrilamiento de un tren en las proximidades de la estación de Torrijos (Toledo). La denuncia se va a presentar en el cuartel del instituto armado de dicha localidad.

Tras la correspondiente investigación, se ha determinado que el descarrilamiento del tren que cubría el trayecto entre Zafra y Madrid, ocurrido en torno a las 19.15 horas de ayer, se debió a la colocación de un fragmento de carril, de aproximadamente 70 cm de longitud, en la caja de la vía.

Concretamente, existen evidencias de que dicho fragmento se colocó intencionadamente en el contracarril de un cruzamiento (aparato que permite la bifurcación de una vía). De este modo, al paso del tren el fragmento hizo un efecto de cuña sobre los raíles, provocando su rotura y el consiguiente descarrilamiento del primer eje del tren. El tren circulaba en ese momento a aproximadamente 150 km/h, conforme a los límites de velocidad establecidos para este punto. Este tramo ha sido objeto de diversos trabajos de mantenimiento preventivo en los últimos años.

Denuncia previa por hechos similares

Adif ya presentó una denuncia por unos hechos similares acontecidos el pasado 7 de enero en las proximidades de la estación de Torrijos. En esa ocasión, se detectó la presencia de una traviesa de madera y objetos metálicos en la caja de la vía, que pudieron ser retirados antes de que se produjeran mayores consecuencias.

Asimismo, en las últimas semanas se han registrado daños intencionados sobre las instalaciones del paso a nivel con barreras que se encuentra próximo a la estación, que ya han sido reparados por el personal de Adif.

La Guardia Civil no descarta la intencionalidad

Por su parte, la Guardia Civil maneja como hipótesis más probable que hubo intencionalidad en el descarrilamiento ayer del tren que cubría la línea Madrid-Zafra a 500 metros de la estación de Torrijos (Toledo), si bien la investigación aún no ha concluido. El accidente del tren tuvo lugar sobre las 19:40 horas de ayer, a la altura del kilómetro 84 de la vía férrea, y no provocó heridos.

Tras el siniestro, la Guardia Civil se trasladó al lugar, como es habitual en estos casos, y los primeros indicios recabados por los agentes apuntan a que el suceso fue intencionado, han indicado a Efe fuentes de la investigación. Una investigación que están llevando a cabo agentes de la Comandancia de Toledo, de la Policía Judicial, de la Unidad Central Operativa (UCO) y de Criminalística, que se han desplazado hasta la zona.

Este suceso se suma, según las mismas fuentes, a otros cuatro pequeños incidentes ocurridos en los últimos quince días en líneas de la red ferroviaria de Extremadura, que también está investigando la Guardia Civil. Se trata de obstáculos colocados, como vigas de madera, en algunos puntos de la línea férrea extremeña, donde también han aparecido neumáticos ardiendo, que no han causado problemas. 

Renfe se ha sumado a la denuncia

Renfe se va a sumar a la denuncia interpuesta por Adif ante la Guardia Civil por un presunto delito contra la seguridad ferroviaria, tras el descarrilamiento de un tren en las proximidades de la estación de Torrijos (Toledo), que realizaba el recorrido entre Zafra y Madrid. Adif y Renfe denuncian un sabotaje en la línea que pudo "haber causado una tragedia". La denuncia se va a presentar en el cuartel del instituto armado de dicha localidad.

Tras la correspondiente investigación, se ha determinado que el descarrilamiento del tren que cubría el trayecto entre Zafra y Madrid, ocurrido en torno a las 19.15 horas de este lunes, se debió a la colocación de un fragmento de carril, de aproximadamente 70 centímetros de longitud, en la caja de la vía.

COMPARTIR: