EL PRESIDENTE DE LA JUNTA PIDE SUMAR AL PP A LA ESTRATEGIA

Page clama por una gestión nacional y un "mensaje único" frente al Covid porque lo contrario "es un desastre"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de la pasada semana El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de la pasada semana

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha insistido en su petición de que la estrategia política contra el coronavirus venga regida a nivel nacional, para lo cual ha pedido sumar la fuerza del PP, aunque sea "para suicidarse" políticamente.

En una entrevista en Tele 5 recogida por Europa Press, García-Page ha apuntado que contra la crisis sanitaria hay "diecisiete opiniones distintas", incidiendo en que es el Estado quien "acumula" el total de casos al margen de que las comunidades autónomas sean las responsables directas de la gestión de la sanidad.

Con todo, abunda en la necesidad de conseguir un mensaje nacional, para lo cual es necesario el apoyo de partidos "nacionales" para que las mayorías no estén dependiendo de "intereses independentistas", lo cual hace que el debate "no sea nacional".

En un contexto en el que se están negociando los Presupuestos Generales del Estado, los partidos independentistas "están condicionado la negociación para que no se quite poder a las autonomías y eso merca la posibilidad y eso merma la posibilidad de un debate nacional", ha dicho Page.

"Cuanta más dosis de estrategia nacional haya mejor. Se podría ahondar más en una estrategia nacional más meticulosa. Las comunidades autónomas podemos gestionar la sanidad para tratar la enfermedad común, pero las autonomías no son el escenario adecuado para aplicar un estado de alarma", ha afirmado.

Así, defiende la idea de avanzar "en una dirección de estrategia nacional". "En la mayor parte de las decisiones tiene que haber una coordinación nacional", ha dicho, reconociendo que en varias ocasiones se han enterado de cierres de comunidades autónomas "por el telediario".

Al hilo de estas consideraciones, Page ha señalado que "cuando más se estrangule la movilidad más se facilitará la curación", aunque ese debate sea "un drama". "Prefiero un mensaje único a tener 50.000 mensajes. Eso es un desastre", ha zanjado García-Page.

No descarta confinamientos más duros

Emiliano García-Page ha dicho, por otro lado, que no descarta que con el actual escenario de avance del coronavirus sea necesario optar por "modelos más duras o confinamientos", al tiempo que ha reclamado afrontar la nueva ola de coronavirus sin la "ingenuidad" con la que se afrontó al principio, dejando atrás igualmente la "frivolidad".

Tras un encuentro empresarial celebrado en Guadalajara -el tercero de los últimos días tras Ciudad Real y Albacete- Page ha defendido que ahora la prioridad es "combatir el virus" sin "bajar la guardia".

Superar la crisis sanitaria tiene que ir de la mano de los avances contra la crisis económica, tal y como ha relatado. "Es una falacia pensar que virus y economía son cosas distintas. Esto lo ha empezado un virus que afrontamos con ingenuidad, hoy no podemos abordar la situación con la misma que en la primera ola y menos aún con frivolidades", ha enfatizado.

"A menos Estado, más alarma", ha dicho también Page en este foro empresarial para reivindicar una unidad nacional como respuesta contra la crisis. "Echo de menos unidad entre los grandes partidos. El independentismo nunca va a jugar a la unidad. Lo que más imposibilita un acuerdo entre la derecha y la izquierda es el distinto concepto del Estado", ha apuntado.

Por tanto, ha reclamado "unidad" ya que "muchas cosas están en juego", y apuesta por llegar a acuerdos entre los grandes partidos para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Compartir