COMPARECENCIA DE PILAR CALLADO EN LAS CORTES REGIONALES

Todos los datos que demuestran la gran importancia de la Red de Recursos de Acogida de Castilla-La Mancha

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado, en su comparecencia este martes ante la Comisión de Igualdad de las Cortes regionales La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado, en su comparecencia este martes ante la Comisión de Igualdad de las Cortes regionales

La Red de Recursos de Acogida de Castilla-La Mancha atendió el año pasado a 334 mujeres y 349 menores, en total 683 mujeres, niños y niñas que además de alojamiento y protección recibieron una atención integral para iniciar una vida normalizada y libre de violencia. Desde 2001 y hasta hoy, estas atenciones ascienden a 7.108 mujeres y 8.070 menores, es decir, 15.178 en total.

“Estos datos dan cuenta de la importancia que tiene esta red y del trabajo que realizan sus profesionales para proteger a mujeres, niños y niñas que han tenido que dejar su casa porque sus vidas corrían peligro y darles las herramientas necesarias para iniciar una nueva vida. Por esta razón cuentan con todo el apoyo y el reconocimiento del Gobierno de Castilla-La Mancha”.

Así se ha expresado la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, en la Comisión de Igualdad de las Cortes regionales donde ha dado cuenta este martes del Informe de la Ley para un Sociedad Libre de Violencia de Género en Castilla-La Mancha relativo a 2019.

Antes de explicar el contenido del informe, Callado ha recordado a las 41 mujeres asesinadas en España en este 2020 por sus parejas o exparejas, 3 de ellas en Castilla-La Mancha -cifra que ascendería a 6 si tenemos en cuenta nuestra legislación y la vecina de Ciudad Real asesinada en Santander- a los 3 menores asesinados en nuestro país y a los huérfanos y huérfanas que deja la violencia de género. También ha manifestado lo difícil que está siendo este 2020 para todas las personas, pero en especial para las víctimas de violencia de género como lo demuestra el aumento de llamadas que se produjo durante el confinamiento.

El informe dividido en 7 capítulos aborda los ‘Recursos de alojamiento y protección’; ‘Servicios de información y atención especializada’; ‘Seguridad’; ‘Actuaciones y ayudas en el ámbito socioeconómico’ y ‘Prevención, sensibilización y divulgación’. Los dos últimos, aunque no son competencia de la Junta de Comunidades, incluyen información sobre denuncias, mujeres con protección y otros datos del Consejo General del Poder Judicial y la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Junto a los datos ya aportados, relativos al capítulo de ‘Recursos de alojamiento y protección’, Callado ha explicado que, a la salida del recurso de acogida, el Gobierno regional procura una vivienda a las mujeres que lo necesitan, a lo que hay que añadir que el año pasado se puso en marcha el ‘Programa de acompañamiento y autonomía a mujeres víctimas de violencia de género’ para proporcionarles el apoyo necesario para una vida normalizada.

Servicios de información y atención especializada

En este capítulo, destaca el importante papel de los centros de la mujer, 84 en total en los que el año pasado se atendieron 105.571 consultas de las que 21.382 estuvieron relacionadas con violencia machista. Además, realizaron 4.505 actuaciones en diferentes localidades y 1.059 actuaciones en centros educativos, llegando a 396.483 personas. “Todo esto habría sido imposible sin sus magníficas profesionales, casi 300, a las que les quiero dar las gracias en nombre del Gobierno”, ha dicho Callado.

La firme apuesta del Ejecutivo por los centros de la mujer queda patente en que en la convocatoria 2019 se incrementó su partida 1,9 millones de euros, un 26 por ciento más que la de 2018, “y en relación a la herencia del año 2015, incrementamos el presupuesto en más de un 31 por ciento, es decir, 2,2 millones de euros, aumento que se mantiene este 2020”, ha dicho Callado.

La línea gratuita regional de atención permanente 900 100 114 también es esencial a la hora de atender a mujeres víctimas de todo tipo de violencia de género. En 2019 atendió 6.555 llamadas, el 72 por ciento realizadas por las propias mujeres.

De gran importancia también son el programa de atención a menores víctimas de violencia de género, que el año pasado atendió a 184 niños y niñas, y el Programa Contigo, servicio gratuito de asistencia psicológica a mujeres mayores de 18 años víctimas de agresiones y/o abusos sexuales fuera de la pareja con el que se atendió a 73 mujeres.

El capítulo dedicado a la ‘Seguridad’ de las mujeres víctimas de violencia machista detalla que se presta mediante el Servicio Telefónico de Atención y Protección (ATENPRO), de ámbito estatal y los Dispositivos de Localización Inmediata (DLI), de carácter regional. Entre ambos servicios el año pasado se prestó protección a 853 mujeres.

Grupos parlamentarios

En el turno de los grupos parlamentarios, la diputada regional del PSOE Rosario García ha defendido que su partido ha impulsado "pioneros cambios legislativos" y que el Gobierno regional "acompaña a la mujer desde que necesita ayuda para afrontar la situación de violencia y no la deja sola en ningún momento, ni a ella ni a sus hijos".

Por su parte, la diputada regional del PP María Roldán ha pedido "más implicación" al Ejecutivo autonómico y "que haga examen de conciencia porque parece que todo va bien, que los datos cada vez son mejores y que la realidad es de color de rosa"; así como ha pedido la dimisión de la directora del Instituto de la Mujer o, en su caso, de la directora de Castilla-La Mancha Media (CMM), Carmen Amores, por la reciente emisión en la televisión autonómica de la película 'La dama de la frontera' que fomenta la violencia machista.

De su lado, el diputado de Ciudadanos (Cs) David Muñoz ha dicho que ha echado en falta en el informe de 2019 una evaluación de lo que se ha conseguido, de modo que ha pedido que se clarifiquen los objetivos, y que sean "cuantificables", y los indicadores para poder evaluar si se cumplen, al tiempo que ha puesto el acento en que las cifras de desempleo femenino en la región no ayudan a que las víctimas de violencia machista puedan empezar una nueva vida.

Compartir