DESAYUNO INFORMATIVO DEL PRESIDENTE CON LA PRENSA EN EL PALACIO DE FUENSALIDA

Page afronta 2018 con la convicción de que Ciudadanos también será clave en Castilla-La Mancha

Emiliano García-Page, este jueves durante el desayuno informativo. Fotos: Óscar Huertas. Emiliano García-Page, este jueves durante el desayuno informativo. Fotos: Óscar Huertas.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha desayunado este jueves con representantes de los medios de comunicación de toda la región en el toledano Palacio de Fuensalida. El jefe del Ejecutivo ha respondido durante casi tres horas a las preguntas de los periodistas, haciendo balance del año 2017, muy complicado políticamente para él (al menos hasta la entrada de Podemos en el Gobierno y hasta su reelección como secretario regional del PSOE), y fijando los grandes objetivos de su Gobierno para el año 2018. Durante el acto, García-Page ha dejado entrever en varias ocasiones su convencimiento de que el partido Ciudadanos va a ser clave en la política castellano-manchega tras las elecciones autonómicas previstas para mayo de 2019. 

De hecho, el también líder de los socialistas castellano-manchegos, ha anunciado que en el mes de enero va a retomar las conversaciones con otros partidos políticos sobre la reforma del Estatuto de Autonomía, que daría cabida a la reforma de la ley electoral, si bien ha reconocido que existe una "opción B" en el caso de que las negociaciones, como todo hace indicar por cuestiones de tiempo y por el convulso panorama político nacional, acaben fracasando, algo que se sabrá "en el primer trimestre de 2018". En caso de que no sea posible reformar el Estatuto en el último tramo de la legislatura, como todo hace indicar, García-Page plantearía el aumento de diputados a elegir en la Comunidad Autónoma de los 33 actuales a 35, el máximo permitido por la ley vigente, lo que no necesitaría de una reforma estatutaria.

En esas conversaciones, además de PSOE, PP y Podemos, las tres formaciones políticas actualmente representados en el Parlamento castellano-manchego, García-Page también incluirá a Ciudadanos, partido que "sin duda tiene que estar implicado". "Fue muy raro que no entraran en el Parlamento con 90.000 votos, una situación producto de la trama electoral de
Cospedal para que no estuvieran representados en las Cortes", ha dicho el presidente en relación al infructuoso resultado obtenido por los de Albert Rivera en las elecciones castellano-manchegas de 2015.

La opción de los 35 diputados

Aunque se decantara finalmente con ampliar a 35 diputados los escaños a elegir en la Comunidad Autónoma, García-Page ha considerado que la región "no saldrá de la pobreza" en cuanto a representación: "Es triste que la región tenga menos diputados que concejales en muchos ayuntamientos. Esto aleja la representación de la pluralidad".

En opinión del presidente, cualquier modificación al alza "beneficiará a Podemos y Ciudadanos", reflexión tras la que ha añadido que la formación naranja estará en las Cortes la próxima legislatura.

En cuanto a esta reforma, ha asegurado que incluso ha hablado con Albert Rivera sobre ella: "Ha sido un año de urgencias que nos ha llevado a alejarnos de los objetivos a medio plazo. Pero ahora estamos tranquilos y el mes de enero será clarificador".

Por último, ha enfatizado que las encuestas que maneja le dan al PSOE "una fuerza mayoritaria y con claridad", pero cualquier escenario "contempla la entrada de Cs en el Parlamento, sin ningún género de dudas".

Recuperación del Estado del Bienestar

En otro orden de cosas, García-Page ha estimado que a mediados de la próxima legislatura se habrán recuperado los niveles del Estado de Bienestar que había antes del inicio de la crisis, en 2007, y que en algunos casos incluso se podrán mejorar.



En lo relativo al balance de 2017, el presidente castellano-manchego ha propuesto sacar "dos lecciones positivas" a pesar de que ha sido "un año convulso en muchos aspectos", una de las cuales es que España, y también la región, están "un poquito mejor" y se está "empezando a ganarle el pulso a la crisis", también en términos de reequilibrio social.

El segundo análisis es que "España remonta el vuelo y lo está empezando a hacer sin ninguna burbuja" aunque también crece el sector inmobiliario, y lo "empieza a levantar sobre una reacción de todos los órganos, globalmente, aunque quizá con mucha precariedad en el trabajo".

En cualquier caso, ha valorado que "hay un principio de reactivación en el trabajo" y ello, unido a los indicadores económicos, le llevan a pesar que la economía española se mantendrá "quizá con signo positivo de crecimiento durante los próximos diez años".

Por ello, ha calculado que "es posible el objetivo de restaurar el estado de bienestar que había antes de la crisis" en servicios sociales en la región "entre esta y la mitad de la próxima legislatura".

Pacto del agua

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado que va a plantear en el primer trimestre de 2018 cinco bases para alcanzar un acuerdo nacional sobre el agua en base al planteamiento que tiene "asumido" la Unión Europea del fin del trasvase porque supone la "condena ecológica de una parte del país".

"La batalla la tenemos ganada en Europa, no en Madrid, pero sí en Europa, tanto el Parlamento Europeo como la Comisión Europea tienen asumido el fin del trasvase, y que el trasvase significa la condena ecológica a una parte del país y va contra las directivas y estrategias ambientales europeas", ha señalado.

Emiliano García-Page ha apuntado que "por primera vez" está viendo en las autoridades de Murcia y la Comunidad Valenciana "ganas de no depender del hilo que significa el trasvase" y ha agregado que en el fondo del asunto "hemos avanzado mucho".

La "traición" de Cospedal

También ha dicho que el PSOE va a introducir "de manera clara" el acuerdo nacional sobre el agua en la agenda política y ha criticado el papel que jugó la expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, la pasada legislatura en esta materia.

Así, ha criticado la "enorme traición" que hizo a Castilla-La Mancha a pesar del peso que tenía en su partido, ya que "Cospedal ha mandado más en el PP", ha resumido, que José Bono, José María Barreda o incluso García-Page en el PSOE.

Compartir
Update CMP