BAJA UN 72,9 POR CIENTO

Impresionante descenso de la criminalidad en CLM en la primera quincena del estado de alarma

La criminalidad ha descendido un 72,9 por ciento en Castilla-La Mancha entre el 14 y el 31 de marzo, la primera quincena de vigencia del estado de alarma por el coronavirus, en comparación con el mismo periodo del año pasado. En concreto, en la segunda quincena de marzo de 2019 se registraron en la región 3.160 delitos, mientras que en la primera quincena del estado de alarma, han sido 857.

A nivel nacional, la criminalidad descendió un 73,8 por ciento entre el 14 y el 31 de marzo, dos semanas que han dejado un perfil del delincuente: hombre, español y de entre 18 y 40 años. Este es el balance del análisis de los datos recopilados por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior para conocer la incidencia que ha tenido el estado de alarma en la criminalidad.

Un informe que ha tenido en cuenta las actuaciones de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral de Navarra y aquellos cuerpos de Policía Local que habitualmente facilitan datos al sistema. Sin embargo, las estadísticas de Ertzaintza y Mossos d'Esquadra no están reflejadas, ya que no llegaron a tiempo, según informa el Ministerio del Interior.

Desde el inicio del estado de alarma se registraron 19.656 infracciones penales, lo que supone una reducción de un 73,8 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, cuando se contabilizaron 75.089. Pero por quincenas, el informe refleja que en las dos primeras semanas de marzo se registraron 61.347 infracciones penales, un 8 por ciento más que en ese mismo periodo de 2019. Una evolución que seguía la tendencia habitual del año.

Sin embargo, el decreto del estado de alarma, incluso unos días antes, hizo cambiar el sentido de la curva, que ya dibujó una línea descendente los días 21 y 22 de marzo. Por territorios, Madrid, donde la crisis de la COVID-19 ha sido más visible, registró la reducción más acusada en los delitos, con un descenso del 84,1 por ciento, por delante de Aragón (-78,2 por ciento), Asturias (-75,9 por ciento) y Comunidad Valenciana (-75,6 por ciento).

Según los datos de Interior, este descenso se ha notado con mayor intensidad en los núcleos urbanos más poblados y en los que la presencia policial ha sido más evidente. En las ciudades de más de 100.000 habitantes, la reducción de la criminalidad ha sido de un 79,7 por ciento.

Tipos de delitos

Por tipologías, son los delitos de odio (73,1 por ciento) los que presentan mayor caída, seguidos de las infracciones contra la seguridad vial (57,1 por ciento) y el tráfico de drogas (49,8 por ciento). Los delitos patrimoniales, que habitualmente constituyen el 75 por ciento de las actuaciones de las fuerzas de seguridad, también descienden en conjunto en un 81,2 por ciento.

Dentro de esta tipología, las estafas (89,6 por ciento), la ocupación de inmuebles (79,7 por ciento) y las sustracción de vehículos (69,9 por ciento) son los apartados donde más bajan las actuaciones. Con el estado de alarma también se ha modificado el peso de los distintos delitos patrimoniales, donde las estafas y los robos con fuerza han cobrado más protagonismo.

El perfil de las víctimas de delitos tras el estado de alarma es un hombre de entre 41 y 50 años y en el caso de las mujeres de entre 31 y 40 años. Tras la declaración del confinamiento se ha incrementado en un 519 por ciento las detenciones relacionados con resistencia y desobediencia a la autoridad en los controles de cumplimiento instalados por toda España.

El perfil tipo de la persona detenida e investigada durante el estado de alarma por cualquier causa es el de un hombre comprendido en los grupos de edad de 18 a 40 años y de nacionalidad española.

Compartir
Update CMP