PIDEN QUE SE DECLARE "INVIABLE" EL TRASVASE

Acaba la legislatura sin acuerdo político en las Cortes para defender el agua de Castilla-La Mancha

Agustina García Élez, consejera de Fomento de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS)
Agustina García Élez, consejera de Fomento de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS)

Las Cortes de Castilla-La Mancha han solicitado, con el apoyo de PSOE y Podemos y el voto en contra del PP, que el Gobierno central reconozca y declare la "inviabilidad" del trasvase Tajo-Segura por ser incompatible con el establecimiento de un régimen de caudales ecológicos completo.

Esta propuesta se ha votado en el pleno del parlamento regional celebrado este jueves, que previsiblemente será el último de la Legislatura, y como consecuencia de sendos debates generales que, tanto PP como PSOE han solicitado a raíz de las sentencias del Tribunal Supremo que anula varios aspectos del Plan Hidrológico del Tajo por no contemplar caudales ecológicos en el río a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina.

Este debate general ha concluido con la aprobación de una propuesta de resolución presentada por PSOE y Podemos, en la que se pide, además de que el Gobierno central declare la inviabilidad del trasvase, que se establezcan de manera inmediata unos caudales ecológicos de 11 metros cúbicos por segundo en Aranjuez, 23 metros cúbicos por segundo en Toledo y 27 metros cúbicos por segundo en Talavera de la Reina, con una variación temporal similar al régimen natural.

En el debate, la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, ha mostrado la satisfacción del Gobierno regional por la sentencia, que ha calificado de histórica, y ha confiado en que también se dé la razón al Ejecutivo castellano-manchego en su recurso contra los planes hidrológicos del Tajo, Segura, Júcar y Guadiana.

"El poder legislativo tiene que hacer compatible las decisiones del Supremo. No se trata de que nadie gane, de una guerra del agua que nunca debió existir. Es momento de buscar una solución real en justas e igualitarias condiciones", ha defendido.

De su lado, el portavoz del Grupo Parlamentario Podemos, David Llorente, tras destacar que la sentencia supone una "victoria y un triunfo histórico" que demuestra que la movilización y la lucha sostenida de 10 años de las plataformas en defensa del Tajo al final han dado sus frutos, ha llamado a la unidad a la hora de exigir la aplicación inmediata de lo dictado por el Tribunal Supremo.

"Las Cortes de Castilla-La Mancha deben reflejar un mensaje de unidad entre partidos, administraciones y en torno a la defensa de estas sentencias", ha urgido Llorente, en el que, presumiblemente, será el último pleno de la legislatura. "Es momento de reconocer la inviabilidad jurídica del trasvase y de realizar en última instancia los cambios normativos necesarios para que el Levante tome conciencia de que no se puede depender más de este agua, de que se tienen que priorizar las desaladoras y un modelo de desarrollo sostenible sin ladrillo ni regadío extensivo, que ha generado demandas inasumibles de agua, que no debemos reproducir en nuestra región".

De igual modo, se ha congratulado de que el presidente regional, Emiliano García-Page, se haya sumado a la petición de una auditoria pública del agua, algo, ha dicho, que Podemos lleva reclamando desde el inicio de la legislatura.

De su lado, el presiente del Grupo Socialista, Rafael Esteban, ha querido poner en valor que la sentencia del Tribunal Supremo reconozca el esfuerzo colectivo realizado tanto por la sociedad civil como por el Gobierno de Castilla-La Mancha. De ahí, y con los vientos soplando a favor de los intereses de la región en esta materia, que haya pedido a los 'populares' que "se suban a este carro". "Naveguen con nosotros, les estamos ayudando a que salgan del ostracismo al que les llevo Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal. Encontremos el acuerdo, que el PP, PSOE y Podemos vayamos sumando las fuerzas necesarias", les ha invitado Esteban.

La última en fijar posición ha sido la 'popular' Ana Guarinos, que ha reprochado a los socialistas que "intenten sacar pecho", pues a su entender, la sentencia del Supremo no dicta qué caudales tienen que establecerse, ni que deba modificarse la reserva estratégica en la cabecera del Tajo, ni modificarse el trasvase. "No usen una sentencia para decir que dice cosas que no dice", les ha pedido. "Emiliano García-Page va a Bruselas pero no tiene la valentía de pedir a Pedro Sánchez que deje de trasvasar agua. Cada vez que va a Madrid hace el ridículo porque viene con un trasvase debajo del brazo", le ha echado en cara Guarinos. De ahí, que le haya instado a que en lugar de viajar a Bruselas vaya a La Moncloa, pues es Pedro Sánchez el que tiene que modificar el Plan del Tajo.

De igual modo, y tras afear al presidente regional que no ha llevado a cabo ni la Ley de Agua ni un Pacto Regional del Agua que prometió en campaña, le ha espetado que "no ha buscado el consenso ni la unanimidad en torno a esta cuestión porque no han sido capaces se sentarse a negociar". "Es mentira todo lo que dicen, son excusas y fracaso, fracaso y fracaso", ha concluido Guarinos, que considera que al PSOE le interesa "hacer política con el agua en lugar de una auténtica defensa".

Las palabras críticas de Guarinos han hecho que la consejera tirase de su turno de réplica para reprender a la presidenta de los parlamentarios 'populares' por dejar en entredicho la sentencia del Tribunal Supremo que es "clara y contundente". "Alégrese no por los intereses de este Gobierno, sino de Castilla-La Mancha. Parece diputada por Murcia". Y es que la titular regional de Fomento, que ha dicho que Guarinos "ha tenido que hacer un papelón muy complicado", ha censurado que haya sido en el último pleno de la legislatura cuando el PP haya registrado por vez primera una iniciativa para hablar del Tajo y política hídrica "pero en tiempo de descuento y a remolque de la sentencia".

COMPARTIR: