RECOGIDA DE LA MADERA QUEMADA

Los afectados por el incendio que asoló Cuenca hace un año denuncian irregularidades

La Asociación de Afectados por el Incendio Forestal de Barchín del Hoyo (Cuenca), en julio de 2019, ha exigido a las administraciones que controlen el aprovechamiento de la madera quemada que están realizando algunas empresas y que, según este colectivo, puede suponer la tala de árboles en zonas no afectadas por el incendio y la proliferación de plagas.

En una rueda de prensa, los representantes de la Asociación han explicado que, de las cinco empresas que están recogiendo la madera quemada en el incendio, “la mayoría” están incumpliendo el condicionado de la Junta de Comunidades para que no se toquen los pinos verdes.

Además, sostienen que están abandonando madera y astillas en el monte “durante meses”, lo que favorece la proliferación de plagas de insectos perforadores, por lo que ha exigido a la administración un “control riguroso” y la aplicación de medidas preventivas para evitar estas plagas.

En este sentido, han lamentado que los 400.000 euros que se ofreció a aportar el Ministerio de Agricultura han ido destinados a monte público, que supone sólo un 3 por ciento de las más de 2.800 hectáreas afectadas por el fuego en cuatro términos municipales, y no tienen constancia de que se haya usado para instalar trampas.

Después de que la Guardia Civil hiciera público hace unos días que el incendio fue provocado para ocultar un cadáver, el de un empresario ecuatoriano afincado en Cardenete y dedicado a la recolección de romero, este colectivo ha lamentado el homicidio y ha mostrado su pesar por la muerte, a la vez que ha exigido que los culpables sean llevados ante la justicia.

Sin embargo, también ha puesto el acento por la corta de romero y brezo en el pinar durante los últimos años, y especialmente en los meses de verano ya que, como sostienen los integrantes de la asociación, “utilizan medios mecánicos, como desbrozadoras”, que pueden suponer un peligro de incendio y no saben si cuentan con los permisos pertinentes.

La asociación, que integra a 60 afectados por el incendio que en julio y agosto afectó a Gabaldón, Valverdejo, Piqueras del Castillo y Barchín del Hoyo, ha insistido en que piden un plan de recuperación para la zona y que se mejoren los caminos, pero afirman que ninguna de sus propuestas ha recibido contestación

Compartir
Update CMP