UTILIZABAN DATOS ROBADOS PARA COMPRAR APARATOS TECNOLÓGICOS

Un hombre y una mujer, pillados en una gran superficie de Albacete cometiendo una supuesta estafa

Agentes de Policía Nacional han detenido en Albacete a un hombre y a una mujer como presuntos autores de los delitos de estafa y falsificación documental, además de imputarle al varón la comisión de un delito contra la seguridad vial, ya que están acusados de adquirir móviles de alta gama con datos robados.

Según ha informado la Policía en una nota de prensa, los hechos ocurrieron en una gran superficie comercial ubicada en Albacete, cuando los responsables de un establecimiento detectaron una conducta sospechosa en dos clientes que estaban adquiriendo productos de telefonía de alto valor y dieron aviso de los hechos a la Policía Nacional.

Al parecer, la pareja acababa de adquirir dos móviles de alta gama por un importe de 2.658 euros e intentaron comprar también una tablet por valor de 2.748 euros.

Ambos mostraban interés en adquirir los productos más caros de su categoría, sin prestar atención a las características de estos.

Los investigadores que se personaron en el establecimiento averiguaron que ambos habían pagado cerca de 6.000 euros con el teléfono móvil que portaban mediante la tecnología "contact less" pero desconocían cuál era el patrón de desbloqueo.

Además, los detenidos indicaron a los policías que en realidad el teléfono que habían utilizado para realizar los pagos era de una amiga, pero no facilitaban ni su nombre, ni esta mujer se encontraba en ese momento en el centro comercial.

Cuando los agentes solicitaron su identificación, facilitaron dos documentos de identidad belgas, así como un carné de conducir a nombre del varón, todos ellos presuntamente falsos.

Después, los policías averiguaron que los detenidos también portaban otro terminal adquirido recientemente, así como 5.865 euros en efectivo, no aportando justificación alguna sobre el origen del dinero y del teléfono.

Los agentes pudieron determinar que los tres teléfonos que portaban los detenidos habían sido adquiridos de manera fraudulenta y que, además, había denuncias de los cargos efectuados en las cuentas corrientes de dos víctimas, a las que previamente habían sustraído sus datos bancarios.

Un falso correo electrónico

El modus operandi que utilizaban los detenidos comienza con un correo electrónico y, en la primera fase de la estafa, remiten un email a la víctima, haciéndole creer que procede de su entidad bancaria y en el que le solicitan que introduzca sus claves personales o le indican que "pinche" en un enlace para redirigirla a una web que simula ser la de su entidad bancaria y en la que acabará introduciendo sus claves.

Una vez que la organización ha conseguido estas claves, las vinculan a un teléfono móvil para así poder realizar pagos en establecimientos comerciales mediante "contact less", método que no exige que el comprador se identifique mediante su documentación personal.

De esta manera, suelen adquirir productos de alto valor que posteriormente revenden o bien realizan extracciones de alto valor en cajeros.

La Policía Nacional ha destacado que, en este caso, la rápida actuación del establecimiento comercial en el que sucedieron los hechos evitó la comisión de múltiples estafas por parte de los estafadores arrestados.

Compartir