LAS NORMAS PARA NAVIDAD, EN EL AIRE

La curva del coronavirus deja de bajar en Castilla-La Mancha y la Junta estudia endurecer las medidas

Castilla-La Mancha cerró la última semana epidemiológica, correspondiente a los siete días naturales comprendidos entre el lunes 30 de noviembre y el domingo 13 de diciembre, registrando estadísticas ligeramente a la baja en cuanto al nivel de nuevos casos de coronavirus, con un total de 2.603 contagios detectados. Este dato supone un freno en seco en la caída de nuevos casos semanales al representar solamente un descenso del 1,25 % y 33 positivos menos que en la semana anterior. El Gobierno regional, ante esta realidad, estudiará el próximo lunes endurecer las medidas anticovid durante la Navidad.

La incidencia acumulada en esta última semana completa se ha colocado en 128 casos por cada 100.000 habitantes, cuando la semana precedente fueron 130, según los datos ofrecidos este viernes por el Sescam y recogidos por Europa Press.

De este modo, Albacete ha pasado de 467 casos a 602 en la última semana; Ciudad Real aumenta de los 609 de la semana anterior hasta 650; y Cuenca desescala de 252 a 204. Guadalajara pasa de registrar 230 a 264; y Toledo cae esta semana pasando de 1.078 casos registrados hasta el 13 de diciembre en 7 días para computar 883 en la última semana completa.

En cuanto a las incidencias acumuladas de cada provincia, Albacete pasa de 120 casos por cada 100.000 habitantes a 155, Ciudad Real de 122 a 131, Cuenca de 128 a 103, Guadalajara de 89 a 102 y Toledo de 155 a 127.

En la provincia de Albacete, destacan localidades como Caudete que pasa de 6 contagios a 27 y Villarrobledo, que pasa de 6 a 19 casos. También suben sus contagios Albacete capital, que pasa de 244 a 337; Hellín, de 23 a 36; y La Roda, de 17 a 32 casos.

Por contra, Almansa pasa de 20 a 14 casos; Tarazona de la Mancha pasa de 10 a 6 casos; y Tobarra, de 15 a 8 contagios.

En Ciudad Real, hay localidades que destacan por un aumento de contagios como son Malagón y Villamanrique, que pasan de ningún caso a 14, o Membrilla, que pasa de 2 a 15 casos; Piedrabuena de 4 a 23 y La Solana de 20 a 75 casos. A este aumento de contagios se unen Puertollano que pasa de 46 a 50 casos y Valdepeñas de 84 a 94.

En el resto de municipios grandes de la provincia de Ciudad Real se ha producido una bajada de contagios. Así, en Ciudad Real capital, se pasa de 168 a 130; Miguelturra, de 37 a 28 casos; Alcázar, de 10 a 8; Daimiel, de 41 a 24 casos; Socuéllamos, de 13 a 4.

Cuenca capital empeora los datos, ya que en la semana precedente llegó a computar 33 casos y se queda en 40 en el último recuento. A lo largo de la provincia también llama la atención Mota del Cuervo, que pasa de 0 a 13.

Por contra mejoran en datos, Tarancón que pasa de 20 a 8, Iniesta, que pasa de 44 a 24 y Villagarcía del Llano, que pasa de 22 a 0 casos.

En la provincia de Guadalajara hay dos aumentos a destacar. Por un lado, Molina de Aragón, que pasa de 23 a 63 y Azuqueca de Henares, que pasa de 34 a 46 casos. También destaca El Casar, que pasa de 6 y 10 contagios; y Cabanillas del Campo, que pasa de 4 a 12 casos.

El resto de municipios importantes sufren bajadas en los datos. Así, Guadalajara capital pasa de 60 a 52 casos; Horche, de 29 a 21; Alovera, de 9 a 3; Yebes, de 4 a 1 y Marchamalo, de 11 a 3 casos.

Por último, en la provincia de Toledo, por lo general los grandes municipios mejoran los datos, aunque hay casos destacables como Villacañas, que pasa de 21 a 34 y Yuncos, que pasa de 9 a 28 casos.

Por contra, bajan en casos Toledo capital, que pasa de 122 a 91; Añover, de 3 a 0; Consuegra, que pasa de 7 a 6; Ocaña, de 15 a 3; Quintanar, de 22 a 9; Illescas, de 26 a 10 casos; Talavera de la Reina, de 142 a 115; Oropesa, de 18 a 3; Ajofrín, de 14 a 7; Arcicóllar, que pasa de 30 a 4; Bargas, de 53 a 39; Borox, de 11 a 3; o Torrijos, que pasa de 39 a 6.

El próximo lunes, día clave

El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha avisado este viernes de que el Consejo de Gobierno de la Junta que se celebrará el próximo lunes podría tomar medidas de endurecimiento de cara a la celebración de la Navidad, en función de la evolución de los datos de contagios por COVID-19, que ha calificado como "preocupantes".

"Estaremos muy vigilantes de la evolución de los datos en los próximos días. Ya lo dijimos, sí había empeoramiento de la situación no descartamos endurecer las medidas planteadas para la Navidad. A ver cómo evoluciona este fin de semana y el martes el Consejo de Gobierno tomará una decisión con suficiente tiempo de antelación", ha insistido Martínez Guijarro.

Fue el pasado miércoles cuando el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicaba el decreto con las restricciones adoptadas por el Gobierno regional de cara a la Navidad que, entre otras cuestiones, permitía retrasar las noches del 24 al 25 de diciembre de 2020 y del 31 de diciembre de 2020 al 1 de enero de 2021 la hora de comienzo del toque de queda hasta la 1.30 horas, únicamente para permitir el regreso al domicilio.

En cuanto a la limitación de la entrada y salida en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, se excepcionaba entre el 23 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021 para los desplazamientos a territorios que sean lugar de residencia habitual de familiares o personas allegadas de quienes se desplacen, cumpliéndose en todo momento los límites a la permanencia de grupos de personas que sean aplicables. No obstante, el Ejecutivo autonómico recomendaba evitar o reducir la movilidad geográfica lo máximo posible.

Compartir