DATOS DEL FIN DE SEMANA

Castilla-La Mancha, con 1.284 nuevos casos y 23 muertes más, ya es la cuarta región más afectada

Castilla-La Mancha ha registrado durante el fin de semana, desde el viernes hasta el domingo, 1.284 nuevos contagios de coronavirus y 23 fallecidos a causa de la enfermedad que provoca. A día de hoy, los hospitales castellano-manchegos atienden a 451 pacientes con covid, además de los 61 que precisan de atenciones en la UCI. Estos datos son mejores que los registrados el pasado fin de semana, cuando los nuevos casos ascendieron a 1.315 y las muertes a 28. El lunes pasado había 510 hospitalizados en cama convencional y 70 en críticos con respirador.

Pese a ello, según los datos ofrecidos este lunes por el Ministerio de Sanidad, Castilla-La Mancha ya es la cuarta comunidad autónoma española con mayor incidencia acumulada durante los últimos 14 días, con 277 casos por cada 100.000 habitantes, 53 puntos por encima de la media nacional. Solo nos superan Baleares (406), Madrid (300) y Extremadura (280).

En cuanto a la incidencia acumulada en los últimos 7 días, Castilla-La Mancha también está por encima de la media nacional, con 141 casos frente a 119. Por encima de nuestra región están Baleares (235), Extremadura (188), Madrid (173) y Cataluña (153).

Además, tiene la segunda tasa de positividad más alta de España, puesto que un 14 % de los test de antígenos y PCR que se realizan confirman la presencia de coronavirus, cuando la media nacional supera con poco el 8 %. Solo tiene un registro peor la Comunidad Valenciana, con un 16 %.

Respecto a la evolución durante el pasado fin de semana, el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha confirmado 1.284 nuevos casos por infección de coronavirus 589 correspondientes al viernes, 545 casos correspondientes al sábado y 150 casos correspondientes al domingo en Castilla-La Mancha.

Por provincias, Ciudad Real ha registrado 399 casos, Toledo 390, Albacete 274, Guadalajara 128 y cuenca 93. El número acumulado de casos desde el inicio de la pandemia es 98.269.

Por provincias, Toledo acumula 37.199 casos, Ciudad Real 23.274, Albacete 16.458, Guadalajara 11.614 y Cuenca 9.724.

Según ha informado la Junta en un comunicado, el número de hospitalizados por COVID-19 en cama convencional es 451. Por provincias, Toledo tiene 218 de estos pacientes (167 en el Hospital de Toledo, 50 en el Hospital de Talavera de la Reina y 1 en el Hospital Nacional de Parapléjicos) y Ciudad Real 104 (35 en el Hospital de Ciudad Real, 30 en el Hospital Mancha Centro, 17 en el Hospital de Puertollano, 14 en el Hospital de Valdepeñas, 5 en el Hospital de Manzanares y 3 en el Hospital de Tomelloso).

En Albacete hay 80 (64 en el Hospital de Albacete, 7 en el Hospital de Villarrobledo, 6 en el Hospital de Almansa y 3 en el Hospital de Hellín), en Guadalajara 34 (todos ellos en el Hospital de Guadalajara) y en Cuenca 15 (todos ellos en el Hospital de Cuenca).

El número de ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos que necesitan respirador es 61. Por provincias, Toledo tiene 22 de estos pacientes, Ciudad Real 14, Guadalajara 12, Albacete 9 y Cuenca 4.

Otros 23 fallecidos

Los fallecidos por coronavirus durante el fin de semana han sido 23. Por provincias, Toledo ha registrado 10 fallecimientos, Albacete 5, Guadalajara 4, Ciudad Real 3 y Cuenca 1.

El número de fallecidos desde el inicio de la pandemia a 4.322. Por provincias, Toledo registra 1.477 fallecidos, Ciudad Real 1.307, Albacete 702, Guadalajara 433 y Cuenca 403.

Un total de 53 centros sociosanitarios de la Comunidad cuentan con algún caso confirmado. De ellos, 25 se encuentran en la provincia de Toledo, 5 en Cuenca, 9 en Guadalajara, 11 en Ciudad Real y 3 en Albacete. Los residentes con caso confirmado son 319 y los fallecidos suman 1.674.

Pese a estas cifras, muy por encima del objetivo marcado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido este lunes mantener sin variaciones el decreto de medidas anticovid que regirá durante las fiestas navideñas, a excepción del adelantamiento del toque de queda los días de Nochebuena y Nochevieja, que pasa de la 1:30 horas de la madrugada a las 00:30 horas. Así, la región seguirá abierta para visitar a familiares y allegados desde el 23 de diciembre al 6 de enero y el número máximo de personas en las reuniones se mantiene en diez. Otras comunidades han optado por cerrar sus fronteras a los allegados y reducir a seis el número de comensales en las celebraciones.

Compartir