07 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

FIESTAS

Miguel Esteban se entrega a una de sus tradiciones centenarias

Con el habitual Homenaje a los Capitanes, el tradicional Baile del Candil y el Pregón de Carnaval, arrancaba en Miguel Esteban la tradicional y emblemática Fiesta de la Jota Pujada, una tradición que data como mínimo del siglo XVIII y que hoy sigue emocionando a los migueletes del siglo XXI. Cientos de personas llenaron la Carpa de Carnaval para rendir homenaje a los Capitanes 2019, Maximino Lara y Pilar Arinero, además de ensalzar la importancia de la Fiesta de la Jota Pujada.

En el acto, el alcalde de Miguel Esteban, Pedro Casas, afirmó que "nuestro Carnaval se debe a la Jota Pujada y tanto los Capitanes como los migueletes que pujan o que conforman el corro son quienes lo hacen posible". Tras él tomó la palabra el pregonero del Carnaval 2019, Eugenio Caravaca, maestro de Educación Musical y miembro en activo de la Banda Municipal de Música desde 1983, "una persona muy social, participativa y entusiasta de la historia migueleta y de sus tradiciones", como lo describió la concejal de Festejos, Mari Nieves Patiño en la presentación.

En un discurso repleto de emotividad, Eugenio Caravaca retrocedió cuatro décadas en el tiempo para recrear detalles, sentimientos y sensaciones del carnaval de su infancia, aludiendo a la banda "que no llevaba uniforme", a los Capitanes, a los animeros y a las máscaras. El pregonero, que señaló que la Jota Pujada forma parte del patrimonio "humilde y a la vez rico patrimonio miguelete", deseó que "la magia del Carnaval de siempre se funda con la del Carnaval de ahora" y animó a todos los presentes a "bailar jotas y no sentir el bolsillo".   

A continuación, subieron al escenario Maximino Lara y Pilar Arinero, abuelo y nieta que este año ostentan el cargo de Capitanes 2019. El alcalde y la concejal de Festejos les hicieron entrega de un Quijote y una Vendimiadora, dos de los símbolos principales de Miguel Esteban. Visiblemente emocionado, Maximino Lara que a sus 80 años repite por tercera vez como Capitán, se mostró muy orgulloso de serlo una vez más y de estar acompañado por su nieta. En las dos ocasiones anteriores, no pudo bailar la jota en el lugar habitual a causa del mal tiempo, por lo que este año confía en poder hacerlo y cumplir así su sueño.  

La Capitana también expresó su alegría y respecto a compartir capitanía con su abuelo, apuntó "yo con él siempre, a todos sitios". En esta ocasión, el homenaje a los Capitanes se hizo extensivo a toda la familia Lara, a la que ambos pertenecen, por ser unos asiduos de las tradiciones migueletas, ya que en su seno ha habido Capitanes y Capitanas, Reinas de las Fiestas y Mayordomos de San Isidro. Tras proyectarse una presentación con fotografías de todos los eventos en los que han participado los miembros de este clan miguelete, el homenaje concluyó con una foto de familia sobre el escenario. Asimismo, se obsequió con un ramo de flores a la mujer del Capitán y abuela de la Capitana.  

Seguidamente, dio comienzo el popular Baile del Candil con el Grupo de Coros y Danzas ‘Los Charcones’ que interpretaron un repertorio de jotas y fandangos, pero también canciones carnavaleras y pasodobles, sorprendiendo gratamente a todos los asistentes. La tradicional invitación de los Capitanes para todos los asistentes puso el broche final a este acto, aunque la fiesta se prolongó hasta altas horas de la madrugada con música de Dj’s. Durante todo el fin de semana, los compases de la jota pujada inundarán Miguel Esteban.

COMPARTIR: