La localidad toledana de Santa Olalla hace historia y recupera las Piedras del Portazgo

Con enorme interés muchos ciudadanos se dieron cita este fin de semana en la Plaza de San Julián de la localidad toledana de Santa Olalla para asistir a la presentación de la recuperación de las Piedras del Portazgo, que ya forman parte del patrimonio histórico Eulaliense.

Gracias a la generosa donación por parte de la familia Sánchez Gómez de Agüero y Torres Sacristán, las piedras ocupan un lugar visitable en el núcleo histórico de Santa Olalla. Se trata de dos hitos que marcaban el lugar de la Carretera Real en el que debían pagar el tributo del portazgo, los viajeros, mercancías y ganados.

El concejal de cultura, Josué López, explicó brevemente los orígenes históricos de estos restos y cómo el portazgo ya aparece documentado en el primer pergamino conservado en el archivo municipal que es el fuero de Alfonso VII de 1124, y como el viajero ilustrado Antonio Ponz dijo del portazgo: “En Santa Olalla exigen portazgo, y es porque según he oído, tenían la obligación de mantener por allí el camino reparado, y seguro. Ha quedado la carga al pasajero sin provecho".

Alberto Esteban, como presidente de la Fundación Condes de Orgaz que se ha hecho cargo de los gastos del traslado, anunció que se trata de la primera de las iniciativas que pretende llevar a cabo la fundación en esta nueva andadura. Elena Torres Sacristán explicó emocionada los motivos de su donación al pueblo de Santa Olalla, a través de su Ayuntamiento, terminó diciendo “Viva Santa Olalla y vamos a cuidarlas”. Y finalmente el alcalde Pedro Congosto agradeció la donación, una oportunidad única que no se podía dejar escapar y agradeció también el trabajo realizado para sacar adelante este proyecto.

La placa explicativa, de cerámica de Talavera, que se ha colocado es además un homenaje a la familia donante y al catedrático don Julián Sánchez Casares, presidente fundador de la Fundación Condes de Orgaz en Santa Olalla, recientemente fallecido.

COMPARTIR: