NINGÚN NUEVO INGRESO EN LAS UCIS

Cinco muertes y 106 positivos en Castilla-La Mancha, las cifras más bajas desde el inicio de la crisis sanitaria

Castilla-La Mancha ha registrado 106 positivos y 5 muertes a causa del COVID-19 en las últimas 24 horas, las mejores cifras diarias desde la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo a consecuencia de la pandemia mundial por coronavirus. Además, el número de pacientes hospitalizados sigue bajando y las UCIs no han recibido nuevos pacientes durante durante la última jornada.

De las 5 nuevas muertes por COVID-19 en Castilla-La Mancha, 2 se han producido en la provincia de Ciudad Real, 1 en la de Albacete, 1 en la de Guadalajara y 1 en la de Toledo. Cuenca, por su parte, suma otra jornada más sin decesos.

De esta manera, la cifra de fallecidos alcanza ya los 2.898 en nuestra región. Hace solo un mes, el pasado 18 de abril, los decesos comunicados fueron 61. La primera ola de esta terrible crisis sanitaria comienza a pasar aunque todavía hay que mantener todas las alarmas encendidas.

Por provincias, Ciudad Real acumula 1.068 muertes, Toledo 757, Albacete 515, Cuenca 306 y Guadalajara 252.

El número de positivos detectados en Castilla-La Mancha en las últimas 24 horas es de 106 (30 mediante PCR y 76 mediante test rápido), lo que hace un total acumulado de 25.014 (16.648 confirmados mediante PCR y 8.366 con test rápido). Este incremento diario también es el más bajo desde el inicio de la pandemia.

Las nuevos casos comunicados desde la provincia de Albacete han sido 16 (1 PCR y 15 por test rápido), 50 desde Ciudad Real (15-35), 3 desde Cuenca (3-0), 15 desde Guadalajara (7-8) y 22 desde Toledo (4-18). Así, casi la mitad de contagios localizados a lo largo de la última jornada han aflorado en la provincia ciudadrealeña.

Teniendo en cuenta únicamente los positivos confirmados por PCR, según el criterio del Ministerio de Sanidad, por provincias, Ciudad Real acumula 6.479 casos, Toledo 3.876, Albacete 3.776, Guadalajara 1.273 y Cuenca 1.244.

Con el incremento diario de 30 casos, el porcentaje de subida respecto a ayer es del 0,18 % (por encima de la media española, que ha sido del 0,12 %) y la incidencia acumulada de la enfermedad durante los últimos 14 días es de 29 casos por cada 100.000 habitantes, 9 puntos más que la media nacional.

Otro dato muy positivo que deja este lunes es que ningún nuevo paciente con COVID-19 ha tenido que ser atendido en las UCIs de los hospitales castellano-manchegos en las últimas 24 horas, donde sí se ha registrado 12 ingresos convencionales a causa de esta enfermedad. Pese a ello, el número de hospitalizados por coronavirus en Castilla-La Mancha sigue bajando y es de 323, cuatro menos que ayer y diez veces menos que en los peores momentos de esta crisis sanitaria.

Por provincias, Toledo tiene 114 hospitalizados (igual que ayer), Ciudad Real 95 (-6), Albacete 71 (+1), Guadalajara 37 (+1) y Cuenca 6 (igual). Por hospitales, el Complejo Hospitalario de Albacete tiene 55 hospitalizados en cama convencional (+1), el Hospital de Almansa ninguno (igual), el Hospital de Hellín 3 (igual), el Hospital de Villarrobledo 13 (igual), el Hospital de Ciudad Real 32 (-5), el Hospital Mancha Centro de Alcázar 23 (-1),  el Hospital de Manzanares 6 (igual), el Hospital de Puertollano 2 (+1), el Hospital de Tomelloso 25 (igual), el Hospital de Valdepeñas 7 (-1), el Hospital de Cuenca 6 (igual), el Hospital de Guadalajara 37 (+1), los hospitales de Toledo 98 (igual) y el Hospital de Talavera de la Reina 16 (igual).

Las UCIs siguen atendiendo a 80 personas que necesitan respiración artificial, las mismas que ayer. 17 de ellas están en el Complejo Hospitalario de Albacete, 6 en el Hospital de Guadalajara, 20 en el Hospital Universitario de Ciudad Real, 9 en el Hospital Mancha Centro, 7 en el Hospital de Talavera de la Reina, 3 en el Hospital de Cuenca, 1 en el Hospital de Hellín, 7 en el Hospital de Puertollano y 10 en el Hospital de Toledo.

Respecto a las altas epidemiológicas, son ya 6.392 en Castilla-La Mancha (14 más que en la víspera): 1.390 en Albacete, 2.034 en Ciudad Real, 594 en Cuenca, 371 en Guadalajara y 2.003 en Toledo.

De los más de 400 centros sociosanitarios con los que cuenta la región, 236 tienen algún caso positivo confirmado, tras sumarse dos más en Guadalajara durante las últimas 24 horas. La provincia de Toledo cuenta con 68 de estos centros, la provincia de Ciudad Real con 56, la provincia de Cuenca con 43, la provincia de Guadalajara con 38 y la provincia de Albacete con 31.

El número acumulado de residentes de estos centros que tienen caso confirmado como positivo es 6.208 (+66) y los fallecidos confirmados por COVID-19 es 1.209 (+5), lo que supone que el total de muertes registradas en Castilla-La Mancha a causa de esta enfermedad durante la última jornada se han producido en residencias de ancianos.

Cuenca y Guadalajara, candidatas a la fase 2

Todos estos datos han sido ofrecidos durante una rueda de prensa telemática por el director general de Salud Pública de Castilla-La Mancha, Juan José Camacho, que ha valorado muy positivamente la evolución de la pandemia en las provincias de Cuenca y Guadalajara, que entraron en la fase 1 de la desescalada el pasado lunes, mientras que Albacete, Ciudad Real y Toledo lo han hecho hoy.

Tras recordar que durante la primera semana en la fase 1 solo se han detectado 36 positivos por PCR en Cuenca y 27 en Guadalajara, Camacho ha asegurado que "son datos alentadores" y que "sin pensar en que todo ha pasado y que está hecho, la situación está razonablemente controlada para que se puedan establecer otras medidas", en relación a un próximo avance a la fase 2 en los próximos días.

Pese a ello, el director general ha recordado que "aún tenemos todo por hacer" y que "si siempre ha sido importante la prudencia, ahora que se ha recuperado parte de la movilidad, la responsabilidad de los ciudadanos debe ser todavía mayor".

Compartir
Update CMP