VIRGINA FELIPE ENVIÓ A UNA ASISTENTE PORQUE ELLA NO LLEGÓ A TIEMPO

El Senado apercibe a la senadora toledana que hizo trampas al votar

La senadora toledana Virginia Felipe
La senadora toledana Virginia Felipe

La Mesa del Senado ha acordado por unanimidad apercibir a la senadora toledana de Unidos Podemos, Virginia Felipe, que padece una discapacidad, después de que en el Pleno de la semana pasada enviase a un asistente a votar en su lugar, al no llegar ella a tiempo, y ha decidido la anulación de ese voto.

El apercibimiento se le enviará por escrito a la senadora y supone un aviso de que si en el futuro se produce otra circunstancia grave como esta, se enfrentará a sanciones mayores.

El vicepresidente primero de al Cámara, Pedro Sanz, ha subrayado que no es una decisión sobre "una senadora discapacitada" sino sobre una senadora cuya situación está "normalizada" y que puede trabajar en similares circunstancias que el resto de parlamentarios.

Sanz ha asegurado que se estaría haciendo "un flaco favor al mundo del discapacitado" si no se interpreta la sanción del Senado en estos términos. "Se han puesto todos los medios y eliminado todos los obstáculos para que pueda llevar a cabo su tarea con normalidad. Lleva dos años votando y no ha habido ningún obstáculo. Hay otros senadores que muchas veces no llegan a votar, es problema de cada uno, su planificación", ha agregado.

El hecho tuvo lugar en el Pleno del pasado miércoles, al votar una moción del PP sobre criptomonedas. La senadora no llegaba al hemiciclo a tiempo y envió a uno de sus ayudantes a votar en su lugar, a una de las personas que siempre le acompañan y que habitualmente están dentro del Pleno a su lado. Algunos senadores que presenciaron la escena le hicieron ver que aquello no era correcto, según fuentes consultadas por Europa Press, pero él votó igualmente.

El voto es personal

El voto de los parlamentarios es personal, como establece la Constitución. Durante las votaciones en los Plenos, se cierran de hecho las puertas y en el hemiciclo sólo pueden permanecer los senadores y los asistentes de los senadores con discapacidad como Virginia Felipe.

Sanz ha insistido en la rueda de prensa en que el Senado ha trabajado para que la senadora cumpla su función "en igualdad de condiciones" que el resto y ha reiterado por ello que el acuerdo alcanzado por unanimidad por la Mesa, formada por cuatro miembros del PP, dos del PSOE y uno del PNV, afecta a una parlamentaria "normalizada".

Preguntado si en la reunión de este martes ha habido alguna reflexión sobre la necesidad de ampliar la llamada al Pleno antes de las votaciones, a la vista de lo que alega la senadora, que no llegaba a tiempo, Sanz ha respondido que la obligación de los parlamentarios es "estar presente en el Pleno" y que, durante dos años, Virginia Felipe ha trabajado sin problemas.

"Cada no se administra, si se va, si se queda en el recinto, sabe el tiempo qué tiene. Durante dos años la senadora ha ido conviviendo con estos tiempos. Otras personas no han llegado al Pleno y no han votado, no pasa nada", ha explicado.

 

COMPARTIR: