UNA MONTAÑA RUSA CON SUBIDAS Y BAJADAS DE LA PANDEMIA

El neumólogo que lo calcó en marzo augura lo que pasará en España los próximo meses

El usuario de Twitter @donni__69 suele acertar en cada hilo que publica acerca del coronavirus. Su experiencia le avala porque es neumólogo, trabaja en un hospital del sur de Madrid y en marzo anticipó lo que sucedería unas semanas después en la capital.

El 8 de marzo, cuando el Gobierno todavía lanzaba mensajes de calma y aseguraba que la pandemia estaba bajo control, este médico afirmó que en su hospital llegarían a 2.000 infectados a finales de abril y que se ocuparían todas las camas de UCI de su centro a mediados de ese mes. 

Ahora ha publicado un nuevo hilo de lo que piensa que va a ocurrir en España en los próximos meses. A corto plazo plantea que la incidencia acumulada va a descender debido a las medidas que se están tomando, y se notará a lo largo de diciembre y principios de diciembre. Sin embargo, hay un pero.

“No va a bajar a casi 0 como en junio [...] pero bajará lo bastante como para desahogar hospitales y volver a sentirnos casi ‘normales’ para Navidad”, apunta. 

El neumólogo describe estas fiestas como “el caldo de cultivo ideal” para que la curva vuelva a subir: “Desplazamientos, cenas de empresa, días de vacaciones, reuniones familiares... Y todo ello en interiores sin ventilar porque fuera en diciembre hace pelete”.

La consecuencia directa: a las tres o cuatro semanas, nuevo pico. Es decir, entre enero y febrero, la tercera ola, “que será mas rápida que en verano porque partiremos de una peor situación y el frío no nos va a ayudar”.

Esa tercera ola se unirá al peor momento del año en los hospitales debido a que enero es el mes con mayor número de infecciones respiratorias (y más saturación de camas y muertes).

“Así que en enero tendremos la tormenta perfecta: frío, vida en interiores, sensación de normalidad, hospitales llenos y 3ª ola de Covid. Y con miles de otras infecciones respiratorias para confundir tanto a médicos como a pacientes”, asegura. 

Pese al terrible augurio, deja algún resquicio para la esperanza. Donni recuerda que en los países que ya han pasado el invierno la incidencia de la gripe ha sido mucho mejor debido a las medidas sanitarias tomadas por el coronavirus y recuerda que la campaña de vacunación está siendo “masiva”.

Según calcula, ”las vacunas van a empezar a llegar en febrero-marzo. Con ellas el covid NO va a desaparecer pero dejará de ser un problema de salud pública”. Y vaticina: “Sinceramente creo que en verano todo esto ya será un mal sueño. Espero acertar con esto también”. 

Compartir