"HAY QUE ACTUAR CON MUCHA PRECAUCIÓN"

Los hosteleros de Albacete no descartan planear algún evento de aquí al 7 de septiembre

Este miércoles, el Ayuntamiento de Albacete comunicaba la suspensión de la Feria, Fiesta de Interés Turístico Internacional desde el año 2008 que tradicionalmente se celebra del 7 al 17 de septiembre. El alcalde, Vicente Casañ, aseguraba que, a pesar de ser una "dolorosa" decisión, "las actuales circunstancias hacen del todo imposible celebrar la feria con normalidad".

Uno de los sectores más afectados con la cancelación de este evento es el de la hostelería. Cada año, la Feria aporta a este colectivo alrededor de 100 millones de euros y son muchas las empresas involucradas en torno a esta festividad, cuyos ingresos se verán enormemente reducidos este año. 

Begoña Garijo, gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (APEHT), señala que la cancelación de la Feria supone "una tristeza muy grande", ya que "todo el mundo sabe lo que significa para los hosteleros y los albaceteños" y, además, es "un palo económico muy gordo para toda la ciudad". 

Desde APEHT consideran que los criterios sanitarios están "por encima de todo" y "lo mejor ha sido cancelarla". "Hay que tener en cuenta que la feria hay que empezar a prepararla en mayo y, en estas circunstancias, había que tomar una decisión ya". Además, comentan que "aplazarla habría sido muy complicado al ser en septiembre, ya que en noviembre llega el frío y en un mes no habría dado tiempo a preparar todo".

Garijo afirma que, si de aquí al 7 de septiembre se puede hacer algún evento, serán los primeros en apoyarlo, pero "todavía hay que actuar con mucha precaución y, de momento, no se puede plantear ninguna alternativa concreta".

En cuanto a las tascas, todavía no se sabe si abrirán o no, pero en el caso de hacerlo, "seguramente podrían mantenerse hasta que termine el buen tiempo".

 

 

Compartir
Update CMP