VE "DEMAGÓGICA" LA PROPUESTA DEL PP

El ATC "no se va a construir" en Villar de Cañas... pero el dinero tampoco llegará a la provincia de Cuenca

Manuel González Ramos, delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha
Manuel González Ramos, delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha acusado de hacer demagogia al presidente del PP en la Comunidad Autónoma, Francisco Núñez, por pedir al Ejecutivo de Pedro Sánchez que los cerca de 145 millones de euros que se contemplaban en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para las obras del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca) vayan a parar a la provincia, ya que este dinero está vinculado a la empresa pública Enresa y no se puede destinar a otro efecto.

En una entrevista con Europa Press, González Ramos se ha referido de este modo a la exigencia enunciada por Núñez tras reunirse con el presidente de la Comunidad Autónoma, Emiliano García-Page, en la que reclamaba que el dinero reservado por el Gobierno de Mariano Rajoy para la infraestructura fuera directamente a parar al desarrollo económico de la provincia de Cuenca.

Tras dejar claro que el silo "no se va a construir", ha querido recordar a los 'populares' castellano-manchegos que esa asignación presupuestaria que ahora reclaman está asignada a la empresa pública de gestión de residuos nucleares (Enresa), por lo que no es una cuantía que pueda destinarse a Cuenca toda vez que el ATC no se llevará a cabo.

Además, ha recordado que es un extremo por el que ya preguntó el diputado socialista por la provincia de Cuenca Luis Carlos Sahuquillo cuando gobernaba el PP, y el Ejecutivo de Mariano Rajoy dio entonces esta misma respuesta. "Y para un basurero nuclear, yo prefiero cero millones a 150 millones", ha ratificado.

En este punto ha querido recriminar que la ex presidenta regional, María Dolores de Cospedal, ideara este proyecto para "el corazón de la Comunidad Autónoma". "Un político, cuando jura o promete su cargo, jura o promete defender su tierra. Y ella quitó un problema a sus compañeros de otros territorios para traerlo a Castilla-La Mancha".

Presupuestos Generales del Estado y adelanto electoral

En otro orden de cosas, González Ramos ha defendido que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, nunca ha renunciado a presentar un proyecto de presupuestos y una agenda social con la que revertir los recortes del Partido Popular. "Qué mejor que hacerlo en estos momentos. El objetivo es decir a la sociedad que éste es su programa inminente con cifras y números y compararlos con los anteriores del PP. Y que se retrate todo el mundo en su posicionamiento. A ver qué dice la derecha y los distintos partidos sobre ese proyecto, pensando en los problemas de la sociedad", ha insistido.

Preguntado sobre si cree que la derecha podría rechazar las primeras cuentas de Sánchez, Gónzález Ramos ha dicho que ya se ha retratado. "La alegría del PP en Andalucía y en España era prácticamente como si hubiera ganado las elecciones. Contaban a Vox, a la ultraderecha, dentro de sus votos favorables para investir a Moreno Bonilla. Son capaces de todo y si piensan que les va a favorecer en el futuro no renuncian a nada, les da igual lo que esté escrito en ese proyecto de Presupuestos Generales del Estado, en tal que consigan los objetivos partidistas y partidarios", ha lamentado.

Sobre la posibilidad de que haya un adelanto de las elecciones generales, el delegado del Gobierno en la región ha dicho que ni aboga por una fecha concreta ni piensa en ninguna, y que tras el análisis de los resultados electorales en Andalucía la agenda del presidente del Ejecutivo pasa por presentar el proyecto de presupuestos para 2019 "para que los partidos políticos en el Congreso de los Diputados puedan decir si lo apoyan o no lo apoyan", ha finalizado.

En otro orden de cosas, el delegado del Gobierno, que forma parte de la Ejecutiva Federal socialista, no considera que tras el resultado de las elecciones andaluzas el PSOE se haya vuelto a fracturar y alega que el socialista es un partido federal en el que la dirección marca la gestión, pero las federaciones tienen "mucha autonomía".

Y es que ha manifestado que, tras los procesos electorales regionales, como el andaluz, han de ser las federaciones autonómicas las que tienen que valorar el resultado. "Si es presidenta, fenomenal, pero si no tiene el apoyo tienen que analizar los resultados y a partir de ahí trabajar", ha insistido, en referencia a la responsable del Gobierno andaluz, Susana Díaz.

"Eso entiendo que es lo que el secretario de Organización, José Luis Ábalos, quiere decir", ha afirmado González Ramos, que ha abundado en que aunque en el PSOE la Dirección marque la gestión y el itinerario político, "lógicamente el debate interno se tiene que producir primero en la federación correspondiente, en este caso la andaluza".

COMPARTIR: