EL INCENDIO NO HA LLEGADO A EXTENDERSE

Arden los colchones del asentamiento ilegal de Albacete por causas desconocidas

Los colchones que fueron sacados de las naves de Albacete utilizadas como asentamiento ilegal de temporeros, entre los que ha habido un brote de COVID-19, han ardido en un incendio que se ha producido en la tarde de este sábado, cuyas causas se desconocen, y que ha sido sofocado por los bomberos antes de que se extendiera.

Según ha informado el Ayuntamiento de Albacete, el incendio fue detectado a las 19.30 horas por los agentes de una patrulla de la Policía Local, que vigilaban la nave contigua a Cereales Saltó, que dieron aviso a los bomberos del parque municipal, que extinguieron totalmente las llamas en unas dos horas.

En el siniestro se han quemado los colchones que habían sacado operarios del Servicio de Limpieza del Ayuntamiento durante la limpieza de las naves del asentamiento ilegal de la carretera de Peñas, donde se declaró un el brote de coronavirus, que fue desmantelado esta semana para trasladar a los temporeros a la Institución Ferial de Albacete (IFAB) para su confinamiento.

El jefe del Servicio Contra Incendios, Ismael Pérez, ha indicado que el incendio no revistió peligro, al estar los colchones acumulados aislados, si bien los bomberos han trabajado en la zona durante unas dos horas para apagar totalmente las llamas.

Por el momento se desconocen las causas por la que comenzaron a arder estos colchones, que habían sido apilados en una explanada que hay frente a la nave por los operarios municipales que llevan a cabo las labores de limpieza.

La primera tarea  ha sido la de la limpieza exterior de las naves y apertura de caminos de seguridad en el interior, para a partir de este lunes proceder a la limpieza total de las mismas y, además, los operarios han sacado colchones y otros enseres, que han sido apilados de forma separada.

La planificación de los trabajos de limpieza contempla tanto las naves de Cereales Saltó, como la conocida como nave Roldán, que están situadas en dos parcelas que suman más de 30.000 metros cuadrados.

El Ayuntamiento de Albacete ha considerado que "este incidente viene a reforzar todavía más, si cabe, la decisión adoptada y anunciada el pasado domingo por el equipo de gobierno de clausurar estas naves y poner fin a este problema que la ciudad arrastra desde hace más de una década".

Compartir
Update CMP