SERÁ NOMBRADO HIJO ADOPTIVO DE LA CIUDAD EN SAN ILDEFONSO

El arzobispo de Toledo ve como meras especulaciones las quinielas para su sucesión

Braulio Rodríguez, en el centro (Óscar Huertas) Braulio Rodríguez, en el centro (Óscar Huertas)

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha asegurado este jueves que hasta que él no reciba una comunicación diciendo quién será su sucesor al frente del Arzobispado toledano, todo lo demás son "especulaciones".

Así ha respondido Rodríguez a preguntas de los medios después de que algunas informaciones hayan apuntado al actual obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, como su posible sustituto.

"No digo que sea una falsa noticia", ha sentenciado Braulio Rodríguez, lo que digo es que "no dejaba de ser un rumor", ha recalcado el arzobispo, quien no ha querido profundizar más en la cuestión de su sucesión. Del mismo modo, cabe recordar que cumplió el pasado mes de enero 75 años, la edad canónica para presentar su renuncia.

Reconocmiento

Asimismo, el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, acudirá agradecido y "con mucho gusto" a recoger su reconocimiento al acto institucional que el Ayuntamiento de Toledo celebra el día 23 de enero con motivo de San Ildefonso, patrón de la ciudad. Ese día, junto a otros premiados, será nombrado Hijo Adoptivo por su decisión en el año 2010 de que la procesión del Corpus Christi volviese a celebrarse en jueves respondiendo "al clamor popular" de los toledanos y por la recuperación del rito hispano-mozárabe en esta celebración.

El arzobispo, que siempre que ha podido ha acudido como invitado a este acto, este año estará presente pero como premiado. Una distinción que le comunicó la misma alcaldesa, Milagros Tolón, y que él "agradecido" decidió aceptar.

Compartir
Update CMP