19 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CONMEMORACIÓN DEL 40 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN EN EL CONGRESO

Pablo Iglesias evita saludar a los Reyes, abucheos a Pedro Sánchez y aplauso atronador a la familia real

El secretario general de Podemos y presidente del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha evitado este jueves el saludo protocolario a los Reyes al inicio del acto central del aniversario de la Constitución en el Congreso.

Tras su llegada al Palacio de la carrera de San Jerónimo, la Familia Real se ha colocado en el Salón de Pasos Perdidos para el tradicional saludo protocolario. Junto a los reyes Felipe y Letizia estaban sus hijas Leonor y Sofía, y los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, además del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los máximos representantes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero.

Por ese 'besamanos' han desfilados los expresidentes del Gobierno, los miembros del actual Ejecutivo y los líderes de las formaciones parlamentarias, pero Pablo Iglesias ha evitado este trámite y ya estaba en su escaño del hemiciclo esperando el inicio del acto.

Pitos a Sánchez y aplausos a Rajoy

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibió una sonora pitada a su llegada al Congreso de los Diputados para participar en los actos de homenaje al 40 aniversario de la Constitución. "Fuera, fuera", le espetaron. "Convoca elecciones", se escuchó insistentemente, mientras el jefe del Ejecutivo trataba de pasar el trance conversando con Ana Pastor y otras autoridades del Estado.

La imagen contrastó con el recibimiento que le dieron los ciudadanos a Mariano Rajoy, que reaparecía tras la moción de censura. Aplausos para el expresidente. Pablo Casado, el actual líder del PP, también fue bien acogido por la gente a su llegada a las Cortes. José María Aznar cosechó igualmente aplausos.

La ovación fue ya atronadora cuando la Familia Real hizo acto de presencia en la Carrera de San Jerónimo. Entonces, cesaron los abucheos a Sánchez.

COMPARTIR: