AYUDAS COVID

Unanimidad en el Ayuntamiento de Toledo para repartir fondos a las familias toledanas que peor lo pasan

La Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Toledo ha aprobado este lunes por unanimidad destinar cerca de 400.000 euros del superávit de 2019 a gasto social para paliar las consecuencias de la crisis de la COVID-19. En concreto, esta asignación irá destinada a ayudas a las familias para la conciliación laboral y la vivienda, contratación de personal y ayudas de emergencia. Unas medidas anunciadas por la alcaldesa, Milagros Tolón, el pasado 31 de mayo que forman parte del Plan de Reactivación Económica y Social del Ayuntamiento.

La concejal de Hacienda, Mar Álvarez, ha señalado que esta medida permitirá ampliar el presupuesto que el Ayuntamiento destinaba para actividades y ayudas de conciliación de las familias toledanas en 240.000 euros para "abrir el abanico de posibilidades y dar la respuesta más satisfactoria en cada uno de los casos", según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Estas ayudas estarán destinadas a aquellas familias monoparentales, monomarentales, padres o cuidadores que tengan que trabajar ambos padres y que sus ingresos no les permitan acceder a ciertos recursos como una reducción de jornada, campamentos privados o contratar cuidadores.

En cuanto a las ayudas a la vivienda, irán destinadas a sufragar gastos derivados de la misma de familias con dificultades económicas, y supondrán "un balón de oxígeno para diferentes colectivos". Esta partida se verá aumentada en 40.000,00 euros y tendrá como objetivo garantizar ingresos suficientes a las familias para asegurar la cobertura de sus necesidades básicas, ya sean estas de urgencia o de inserción en materia de vivienda.

Asimismo, se destinarán 50.000 euros más a las ayudas de Emergencia Municipales, una partida dotada con una aportación inicial de 144.628 euros para todo el año 2020, pero que, debido a las circunstancias actuales, también se amplía, ya que ha aumentado la necesidad de su concesión.

De otro lado, para la contratación urgente de cuatro auxiliares administrativos, destinados a los cuatro Centros Sociales de la ciudad (Casco Histórico, Santa Bárbara, Distrito Norte y Santa María de Benquerencia) se ha reservado una partida de 59.784 euros.

El destino del superávit de 2019 a estas Inversiones Financieramente Sostenibles de carácter social fue aprobado por el Gobierno central el pasado 17 de marzo a través de un Real Decreto-Ley. Esta decisión, recogida en los presupuestos del año 2020, ha permitido al Ayuntamiento de Toledo impulsar este paquete de medidas en pro de la sociedad toledana y con la finalidad de ayudar y apoyar a los que peor lo están pasando por la crisis de la COVID-19.

Una vez aprobadas por la Comisión de Hacienda, estas medidas deberán ser ratificadas por el pleno municipal previsto para el próximo jueves. Posteriormente, el Ayuntamiento hará públicas las convocatorias e informará de las condiciones, plazos y demás requisitos para acceder a las ayudas.

Satisfacción en IU-Podemos

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida-Podemos de Toledo, Txema Fernández, se ha mostrado contento por la aprobación de la modificación de crédito que va a desahogar económicamente a las familias que no puedan pagar los gastos derivados al mantenimiento de la vivienda, según ha informado la coalición en nota de prensa.

Fernández ha aclarado que esta modificación de crédito viene a cumplimentar la partida presupuesta propuesta por Izquierda Unida-Podemos de Toledo y aprobada por la corporación municipal en el presupuesto 2020.

En concreto, ha detallado que se ha aumentado en 40.000 euros la partida presupuestada haciendo un total de 80.000 euros para mejorar las condiciones de la vivienda habitual y condiciones sociales de determinados sectores de la población como personas mayores, víctimas de violencia de géneros, desempleados, familias monomarentales y monoparentales.

Por otro lado, ha vuelto a criticar que es el noveno mes consecutivo que no se fiscaliza los contratos de servicios públicos, como dice la moción presentada por la formación de izquierdas y aprobada en el Pleno municipal de septiembre.

"Queremos saber cómo se están gestionando esos servicios y en qué situación laboral se encuentran los trabajadores. Por eso, a partir de la siguiente Comisión de Hacienda previa al pleno del mes de julio se tiene a hacer esta labor de fiscalización aprobada en el pleno municipal", ha asegurado.

Cs pide transparencia

Finalmente, el portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos, Esteban Paños, ha reclamado "más transparencia, más control y más eficiencia en la toma de decisiones". "El Gobierno tiene que cumplir su compromiso y trasladar la documentación de las contratas a este órgano", ha afirmado el edil, quien ha insistido en que "hay que informar, evaluar y supervisar cómo se están desarrollando estos contratos públicos", según ha informado Cs en nota de prensa.

Como ejemplo, se ha referido a "los pliegos de la nueva contrata de parques y jardines, que pasó por la Junta de Portavoces el viernes 19 de junio y de los cuales la Comisión de Hacienda no tiene constancia alguna". En este punto, el edil ha recordado que su grupo pidió el mes pasado al Ejecutivo local que trasladara los contratos a este órgano para su evaluación y control, petición que fue aceptada por el Gobierno local, "pero, por el momento, incumplida".

Esteban Paños también considera que, después de tres meses, hay que avanzar en el reajuste presupuestario para afrontar el nuevo contexto socioeconómico derivado de la pandemia y, en este punto, ha pedido a la concejal responsable de área que "se realice un balance económico específico de cada unidad gestora y que éste se traslade al resto de grupos de la corporación". El portavoz municipal ha asegurado que "tenemos que conocer con detalle qué cuestiones estaban presupuestadas y no han podido realizarse o que transferencias de crédito es pertinente realizar".

Compartir
Update CMP