20 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ENTRE ABRIL Y MAYO, DICE FERNÁNDEZ SANZ

El consejero de Sanidad asegura que las obras del nuevo Hospital de Toledo terminarán en estas semanas

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, en un acto de este lunes
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, en un acto de este lunes

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado este lunes que las obras del nuevo hospital de Toledo van "magníficas" y ha situado el término "definitivo" de la construcción del edificio "entre los meses de abril y mayo".

Así lo ha afirmado Fernández Sanz este lunes a preguntas de los medios durante su visita a la Planta de Producción e I+D Química de Servier en la capital regional, en la que ha señalado que la fecha concreta para esta recepción aún no está fijada.

El consejero de Sanidad ha insistido en que, tras el fin de las obras, quedará por hacer "un trabajo muy importante" para dotar al centro hospitalario tanto del mobiliario no clínico como del clínico y la tecnología, para lo que los concursos ya están "en marcha". "Nos quedan meses apasionantes para el hospital de Toledo", ha añadido.

Además, ha hecho hincapié en que el Gobierno regional "nunca" había pensado en realizar una inauguración por la recepción de las obras "porque el hospital tiene sus fechas". "Cuando habrá una buena inauguración será en el 2020, que es cuando lo pretendemos", ha concluido.

Visita a Servier

Además, Jesús Fernández Sanz ha destacado este lunes la apuesta de las empresas internacionales en Investigación y Desarrollo (I+D) que se han implantado en Castilla-La Mancha.

Así lo ha expresado el titular de Sanidad durante una visita a la planta de producción e I+D química de la compañía francesa Servier para conmemorar los 40 años de presencia de la compañía en Toledo y los 60 años en España, ha informado la Consejería de Sanidad en nota de prensa.

En este sentido, ha precisado que en los últimos seis años la farmacéutica ha contratado a 24 personas a través de acuerdos con la Universidad de Castilla-La Mancha y convenios de colaboración para prácticas en empresa de jóvenes universitarios.

Una aportación, según el consejero, que ha sido "fundamental" para la mejora de procesos, cualificaciones y validaciones de equipos para el escalado de productos de I+D y la preparación de la puesta en marcha de las instalaciones y equipos de la nueva planta piloto.

"Proyectos como éste, afincado en Toledo, permiten conjugar talento, conocimiento y progreso, tres de los elementos que logran la modernización de una sociedad como la castellanomanchega", ha aseverado Fernández Sanz.

Además, ha avanzado que la compañía ya está pensando en el futuro acometer otros proyectos que ya está investigando y que tienen que ver con enfermedades neurodegenerativas, o del sistema circulatorio, o Alzheimer y enfermedades neurológicas.

Por su parte, el director general de Servier, Regis Fedrigo, ha subrayado que Castilla-La Mancha se ha convertido en "referente mundial dentro de la compañía en investigación y producción químico-farmacéutica de nuevas moléculas", ha informado la compañía en un comunicado.

En su recorrido por las instalaciones, además de por el director general de Servier, el consejero ha estado acompañado por la directora gerente del Servicio de Salud regional (Sescam), Regina Leal; el director de la planta de Toledo, Conrado López; y el director de Market Access y Asuntos Regulatorios de Servier, Javier Sabater.

En la actualidad, la planta de Toledo produce un 41 por ciento de la cartera global de productos de Servier en desarrollo preclínico y un 33 por ciento en desarrollo clínico.

Con una extensión de 25.767 metros cuadrados, fabrica cada año entre 220 y 250 toneladas de productos intermedios de síntesis y exporta el 100 por cien de su producción.

COMPARTIR: