BANDERA ARCOIRIS

Vox e IU-Podemos se enzarzan por la bandera LGTBI del Ayuntamiento de Toledo

Foto: Óscar Huertas
Foto: Óscar Huertas

El Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Toledo ha mostrado su disconformidad con la exhibición de la bandera LGTBI en el balcón del Ayuntamiento capitalino.

En una nota de prensa, Vox rechaza la oficialidad de un acto de "un colectivo privado" como es la celebración del día del orgullo gay y añade que se ha convertido en una "utilización de las instituciones" para la promoción y apoyo de colectivos concretos aprovechando recursos y espacios de titularidad publica.

En este sentido, pone como ejemplo concreto la exhibición de la bandera LGTBI en el balcón del Ayuntamiento de Toledo, "cuando la bandera de todos los españoles, independientemente de su condición sexual, es la roja y gualda".

Críticas de IU-Podemos

Por su parte, el Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos ha criticado la postura de Vox ante la colocación de la bandera arcoiris en la fachada del Ayuntamiento de Toledo y ha manifestado que la intolerancia no tiene cabida en el Consistorio toledano.

Así lo han manifestado en nota de prensa el portavoz del Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos de Toledo, José María Fernández, y la concejala de esta formación, Olga Ávalos, después de que el partido de la "ultraderecha" afeara la colocación de la bandera arcoíris con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTB.

Fernández ha señalado que la coalición de izquierdas apoya la colocación de bandera arcoíris en el Ayuntamiento de Toledo como símbolo de reconocimiento de la diversidad de la ciudadanía de Toledo frente a "algunos piensan que seguimos viviendo exclusivamente en tonos rojos y gualdas".

"Si decidimos que somos tolerantes, hay que demostrarlo, si decimos que seremos capaces de llegar a consensos por la ciudadanía hay que demostrarlo", ha apuntado de su lado la concejala, Olga Ávalos.

En este sentido, ha asegurado que la discriminación por motivos de la orientación sexual es "intolerable" en un Ayuntamiento como el de Toledo. "Taparse con símbolos como una bandera u otra es de una época rancia y afortunadamente ya alejada de la realidad, aunque algunas personas quieran volver a ella", ha añadido.

"Vivimos en una sociedad es diversa y, por lo tanto, nuestra sexualidad no es algo con lo que se pueda jugar o discriminar. Basta ya de criminalizar a las personas por su condición sexual porque muchas se han quedado en el camino. Abogamos por políticas de igualdad real", ha concluido.

COMPARTIR: