DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DE CECAM Y FEDETO

Ángel Nicolás, contundente sobre la Vega Baja de Toledo

El presidente de la Confederación Empresarial de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás, ha subrayado la necesidad de una investigación arqueológica con tiempo y profundidad para la zona de Vega Baja en Toledo que sirva como punto de inicio para "hablar de un sitio donde unos pensamos que todo lo que hay ya ha salido y otros piensan que debajo hay unas ciudades y unos templos maravillosos", al tiempo que ha pedido "que el siglo V no nos impida vivir en el siglo XXI".

A preguntas de periodistas antes del inicio de la jornada 'Autoconsumos y Movilidad Eléctrica', celebrada este martes en la sede de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto), el también responsable de la patronal toledana ha señalado que la situación en torno a esta cuestión es "compleja".

El presidente de la patronal regional ha pedido que, tras catorce años de paralización de "un proyecto arqueológico que no se concluye nunca", se abra el debate sobre este asunto y "si verdaderamente están seguros de que allí hay algo importante, lo que tiene que hacer la administración que le toque es ponerse a excavar para, a partir de ahí, saber lo que tenemos".

En cualquier caso, ha recordado que, en su momento, se ofrecieron alternativas "bastante aceptables" como para compaginar "que el siglo XXI siga avanzando respetando lo que se hizo en el siglo V o VI", pues, a su entender, la ingeniería y la arquitectura han logrado unos niveles que "te permiten hacer cualquier cosa". "Que el siglo V no nos impida vivir en el siglo XXI", ha sostenido.

"Cada civilización deja su huella, que es algo normal, y lo que hay que hacer es proteger, si es que hay algo del siglo V o VI. Lo que sí decimos es que los que vivimos en siglo XXI tenemos derecho a vivir en el siglo XXI, a pesar de que en el siglo V haya habido en la misma zona otros habitantes. Una cosa no tiene que impedir la otra", ha afirmado Nicolás.

Respecto a su parecer de cara al Plan Especial de Vega Baja, ha insistido en que se lleve a cabo una investigación arqueológica "con el tiempo y profundidad que haga falta". "Si debajo de ahí hay algo, pues que lo excaven", ha afirmado el presidente de la patronal castellano-manchega, antes de asegurar que en esta zona "el nivel freático del río Tajo está a cuatro o cinco metros, por lo que debajo solo hay agua y barro".

Compartir