TENSIÓN ENTRE LA JUNTA Y CECAM POR LOS GUíAS TURÍSTICOS

La consejera Patricia Franco regaña públicamente a Ángel Nicolás: "Me parece una falta de respeto"

La consejera Patricia Franco, con Ángel Nicolás al fondo, en una imagen de archivo La consejera Patricia Franco, con Ángel Nicolás al fondo, en una imagen de archivo

Nunca antes el Gobierno de Emiliano García-Page había tenido un encontronazo de este calibre con el líder de la patronal castellano-manchega, Ángel Nicolás. La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha pedido al presidente de CECAM que "rectifique públicamente". El nuevo decreto de guías que elabora la Junta está elevando la tensión a unos niveles desconocidos hasta el momento.

 

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha pedido al presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, que "rectifique públicamente" sus declaraciones sobre la cancelación de la reunión entre ambas partes para abordar la negociación del decreto de guías que elabora el Gobierno regional y que según la consejera han impedido que se siguiera debatiéndose dicha normativa.

De este modo ha reaccionado Franco, preguntada por los medios sobre el enfrentamiento surgido sobre este asunto en la inauguración en Toledo de la primera jornada de formación Raíz Culinaria, después de que Cecam alegara que el hecho de conocer "minutos antes" que en la reunión prevista para el pasado 21 de febrero la consejera no asistiría "imposibilitó que dicho encuentro tuviera lugar".

"Hay una cuestión de formas y le pido al presidente de Cecam que rectifique públicamente las declaraciones que están haciendo respecto a la anulación de una reunión que impidió que se siguiera con el debate del decreto. La reunión estaba convocada con la directora general de Turismo, el secretario de la Consejería y el delegado provincial de la Consejería y esa misma mañana la cancelaron. Me parece una falta de respeto no solo a las personas que asistieron a la reunión sino al Gobierno regional, porque Gobierno también son los directores generales y el secretario como el presidente, el vicepresidente y la consejera", ha defendido Franco.

Y es que la titular regional de Economía ha añadido que, en las conversaciones que mantuvo con el presidente de Cecam el 11 de febrero le manifestó "que puesto que las alegaciones presentadas exigían un debate más técnico, ese encuentro de carácter más técnico se tendría que celebrar sin contar con su presencia ni con la mía". "Por lo tanto --ha proseguido Franco-- no ha sido este Gobierno quien ha impedido este diálogo. Ha sido la patronal la que ha cancelado una reunión que iba a contar con esas personas en representación del Ejecutivo autonómico y que merecen el mismo respeto que quienes nos sentamos en el Consejo de Gobierno, porque está gente está en el desarrollo reglamentario de las leyes".

Voluntad de consenso

Dicho esto, y tras precisar que no quiere hacer de esta cuestión de los guías de turismo una "pelea mediática", ha defendido que en este asunto "se ha avanzado mucho" y el Gobierno regional ha demostrado capacidad de diálogo y consenso, pues el borrador de decreto que se está negociando es el sexto. "Pero hay líneas que no queremos traspasar, como que Castilla-La Mancha sea la única región del país que impida que guías de otras comunidades puedan trabajar en nuestra región".

"Pedimos sensatez. Muchas de las personas que se erigen en representación de los guías han conseguido sus habilitaciones fuera de Castilla-La Mancha, por tanto el no reconocer su actividad y profesión en la actualidad supondría reconocer que hasta ahora no estaban acreditados por la administración competente para poder realizar la actividad de guía", ha insistido Franco, que ha añadido que el Gobierno regional "no es quién para decir a estas personas que ahora no pueden trabajar cuando llevan haciéndolo dignamente" mucho tiempo.

Luego de reiterar que el decreto de su departamento aboga por un modelo "consensuado" que recoge las reivindicaciones del sector con ciertas líneas que no se deberían de traspasar, ha lamentado que "haya gente que se está sumando a la posición de las asociaciones de guías y de Fedeto respecto al decreto, que han tenido reuniones conmigo y en ningún momento han puesto sobre la mesa su posición respecto a la tramitación de la normativa".

"Pido decir en los medios lo que se dice en los despechos y en las reuniones. Esto no lo digo ni por Fedeto ni por la asociaciones, que así me lo han manifestado, sino por la gente que ahora se suma a esta reivindicación por tierra, mar y aire para intentar impedir una tramitación que es necesaria, porque lleva tiempo sin regularse en Castilla-La Mancha, y se precisa de una normativa necesaria para que puedan trabajar los guías".

"No estamos impidiendo el diálogo, estamos fijando posición. A los que hablan ahora en voz de Fedeto les pediría que lo hagan también en las reuniones que mantenemos", ha insistido la consejera, que ha finalizado precisando que el decreto que ha de regular esta actividad tiene carácter regional y no es solo para Toledo.

La Asociación de Guías pide "reanudar el diálogo"

Por su parte, la Asociación Regional de Guías de Castilla-La Mancha (Apit) ha abogado este lunes por reanudar el diálogo con el Gobierno regional para abordar el contenido del decreto regional de guías de turismo y por ello pedirá una reunión con el presidente autonómico, Emiliano García-Page, para consensuar el mismo.

Así lo ha indicado en rueda de prensa este lunes la presidenta de la Confederación de Guías Oficiales de Turismo de España (Cefapit), Almudena Cencerrado, donde ha estado acompañada de la presidenta de Apit, Sonia Gómez, y el secretario general de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Félix Peinado.

Cencerrado ha manifestado que tanto Cefapit como Apit creen que el decreto, que previsiblemente se aprobará este mes por el Consejo de Gobierno, es "un paso atrás" por lo que ven necesario hacer valer sus demandas con el fin de defender la profesión de guía como una profesión "muy digna y respetable" que no quieren que desaparezca.

"Queremos que siga habiendo profesionales y que estén avalados por un conocimiento --a través de un examen-- del área específica en la que trabajen y por el conocimiento de idiomas", ha señalado, para añadir que harán lo que tengan que hacer para intentar consensuar el texto y no se mantendrán "de brazos cruzados".

Así, ha indicado que los exámenes que reconoce el decreto y que se convocarán en septiembre, según la directora general de Turismo, Ana Isabel Fernández Samper, son "un caramelito para que nos estemos callados". "¿Quién va a hacer los exámenes si se recoge una permuta?", se ha preguntado, para señalar que eso "es contradictorio".

En este punto, la presidenta de Apit ha concretado que el problema está en que desde la Dirección General de Turismo "se van a regalar las habilitaciones" de Castilla-La Mancha a todos aquellos guías que lleven ejerciendo la profesión en la región dos años y hayan obtenido la habilitación en otras regiones, a través de una permuta.

Con todo, en el transcurso de la rueda de prensa, han criticado que Samper les haya transmitido en este tiempo que la Administración actúa en base a lo que diga la Secretaría de Estado de Turismo, cuando las competencias en esta materia son de Castilla-La Mancha; o que les haya dicho que el decreto se puede modificar en cualquier momento.

"Andan con un batiburrillo que crea una confusión entre los propios guías", han indicado, para señalar que velan por los intereses de todos los guías y la calidad turística. "Somos compañeros y no hay división tal y como la quieren mostrar. "Necesitamos que nos escuchen y no nos ninguneen y seguir con el diálogo que es lo que estamos demandando", han insistido.

Con todo, han defendido que Apit lleva existiendo desde hace más de 41 años y que es la asociación más antigua y representativa de la región, ya que está integrada en organismos como Fedeto, Ceoe, Cecam, Cefapit, Feg y WFTGA y cuenta con 135 miembros en todas las provincias de la región.

También han querido señalar que la mayoría de las comunidades autónomas están mostrando su apoyo a los guías de Castilla-La Mancha al considerar que este decreto que regulará la profesión en la Comunidad Autónoma es "un paso atrás" para la profesión.

Críticas a la consejera

Además, han criticado a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, por comprometerse en el mes de septiembre del pasado año a reunirse con el sector y a incluir el decreto en una mesa del Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha. "Esto no lo ha hecho y no lo entendemos".

Finalmente, y preguntadas por el hecho de que se haya llegado a esta situación, han respondido que no lo saben y han insistido en que no entienden cómo se está regulando contra el sector al no tener en cuenta las demandas de la asociación más numerosa y representativa de la región.

De su parte, Félix Peinado ha dicho que Cecam apoya "sin reservas" las reivindicaciones y las cuestiones que están planteando estas dos asociaciones de guías. "Como empresarios lo que queremos es la calidad de los servicios turísticos en nuestra región y creemos que el decreto, tal y como previsiblemente va a salir no apuesta por la calidad del servicio".

"La administración se basa en que tenía la obligación de admitir a los guías que viniesen de cualquier administración de España y no solo los de Castilla-La Mancha y nosotros le remitimos sentencias que dicen lo contrario", ha dicho, para recordar que Cecam ya votó en contra del decreto en el Consejo de Turismo las dos veces que ha pasado por él.

Compartir
Update CMP