GUADALAJARA RECIBIRÁ EN BREVE MEDIO MILLÓN DE MASCARILLAS

Pleno telemático de más de cuatro horas en el Ayuntamiento de Guadalajara, y con mucha miga

El Ayuntamiento de Guadalajara lleva hasta el momento cerca de 800.000 euros destinados a paliar los daños para hacer frente a la situación de emergencia ante la crisis sanitaria del coronavirus, tal y como se ha puesto de manifiesto en la sesión plenaria de más de cuatro horas celebrada este viernes en el Consistorio de forma telemática.

Un pleno en el que la adquisición de mascarillas y otros materiales y las formas en la contratación por parte del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Guadalajara han centrado un debate en el que el PP y Vox han sembrado dudas en reiteradas ocasiones sobre la forma de proceder del Gobierno municipal, lo que ha motivado que el alcalde, Alberto Rojo, haya tomado la palabra y salido al paso para defender que todo se ha realizado con las "máximas garantías" ante una situación de emergencia, afirmando que "esto no es la república bananera".

Una sesión plenaria que se ha iniciado guardando un minuto de silencio en señal de recuerdo a todas las víctimas del coronavirus, a sus familias y a las personas que luchan contra la enfermedad y en la que el regidor ha calificado de "inaceptable" el que se pretenda hacer "política con los test y las mascarillas" adquiridas.

Rojo ha lamentado que algunos grupos se hayan instalado en "actuar por libre" ante una situación de emergencia que "es una guerra, aunque sin bombas", asegurando que todos los expedientes se han hecho y que todo se ha adquirido de acuerdo a la ley.

Medio millón de mascarillas

El alcalde ha llevado a esta sesión plenaria el decreto aprobado con carácter de urgencia para adquirir 500.000 mascarillas que llegarán en menos de un mes, y que se sumaran a otras 50.000 más que ya están adquiridas, con el fin de dar respuesta a las necesidades de la ciudad, material al que se suman 6.000 guantes, gafas y trajes, todo ello procedente de China.

Rojo ha reprochado la "impertinencia" del portavoz de Vox, Antonio de Miguel, y ante las críticas del portavoz del PP, Jaime Carnicero, por la manera de gestionar la adquisición de material, insistiendo en que se ha actuado en base a las circunstancias y reprochándole que esté "jugando torticeramente" y de "tirar la piedra y esconder la mano".

Ante el reproche del PP de que el material se haya solicitado progresivamente, el alcalde ha explicado que ante una situación excepcional han tenido que ir cambiando su manera de actuar, y a la petición del portavoz de Vox, Antonio de Miguel, instando a que se asigne parte del dinero de los grupos a esta crisis, ha respondido que su idea es que haya un "saco común" para ello porque el Ayuntamiento tiene claro que se trata de una situación complicada y que el Consistorio verá reducidos sus ingresos.

"Estamos afrontando ahora mismo una guerra sin bombas", ha manifestado. "Mi único único objetivo es contribuir, dentro de nuestras competencias, a resolver esta situación tan complicada", ha dicho el alcalde, insistiendo en "tender la mano" a todos los grupos para luchar todos juntos contra un virus que "afecta ya en el presente y que tendrá sus secuelas en el futuro".

"El Ayuntamiento estará preparado para atender sus competencias en tiempo y forma y de acuerdo a las pautas sanitarias marcadas", ha subrayado el regidor, asegurando que "no hay premio frente a este virus".

Administración pasiva

Pero para Carnicero, el equipo de Gobierno está actuando frente a esta crisis como una "administración pasiva" que no lleva la iniciativa en ninguna actuación, afirmación que ha recibido los reproches de la concejala del PSOE, Lucía de Luz, quien actuando como portavoz de esta formación, ha defendido la forma de proceder ante una situación ante la cual "no es posible planificar porque se modifica cada quince días".

No obstante, los grupos municipales Aike y Unidas Podemos-IU han optado por apoyar con su voto y verbalmente todas las actuaciones del Gobierno municipal, incluidas las modificaciones de crédito que han ido a pleno para afrontar esta pandemia, lo que también ha hecho Vox mayoritariamente aunque tras criticar la gestión de Rojo y el hecho de que haya hecho prevalecer, ha dicho, "criterios políticos y su lealtad a Page frente a los criterios sanitarios".

Por su parte, desde Ciudadanos, sintiéndose también aludidos ya que forman parte del equipo de Gobierno han respondido al PP que "está soplando y sorbiendo a la vez".

Un pleno lleno de reproches en el que, no obstante, han salido adelante las modificaciones de créditos para hacer frente a esta pandemia y en el que todos los grupos políticos han trasladado su pésame y el apoyo a todas las familias, con un recuerdo específico a los empleados públicos municipales.

Compartir
Update CMP