LE RECUERDA QUE YA SE QUERELLÓ CONTRA ÉL POR DECLARACIONES SIMILARES

Cospedal responde, con recado incluido, a la última acusación de Bárcenas

La exsecretaria general del PP y exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha acusado este lunes al extesorero del PP Luis Bárcenas de "mentir" sobre los pagos en sobres que recibió con dinero de la contabilidad 'b' del partido y ha subrayado que en el pasado ya fue condenado tras unas declaraciones similares a indemnizarla con 50.000 euros por "intromisión ilegítima" en su derecho al honor y al pago de las costas judiciales, pero no ha cumplido.

Así lo ha asegurado Cospedal justo después de que Bárcenas haya señalado ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga la presunta caja 'b' del PP que él entregó sobres con dinero negro al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, y a los exministros Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas, María Dolores de Cospedal, Jaime Mayor Oreja y Federico Trillo. También ha relevado que un abogado próximo al partido le ofreció dinero par cambiar sus 'papeles' donde figuraban esas anotaciones.

Ante esas declaraciones, Cospedal ha recordado --a través de un comunicado-- que en su día ya presentó una demanda contra Bárcenas por vulneración de su "derecho al honor" a raíz de "declaraciones del mismo tenor" que dio lugar a la sentencia de 5 de febrero de 2015 de la Audiencia Provincial de Toledo.

Según ha recordado, ese fallo condena al demandado "por intromisión ilegítima" en el derecho al honor, "con la obligación de cesar en dicha intromisión y a la publicación a su costa de la sentencia en dos diarios de tirada nacional".

"Además fue condenado indemnizar a la demandante, la cantidad de 50.000 euros, imponiéndole el pago de costas, nada de lo cual fue cumplido por el condenado", ha asegurado, para señalar además que esa sentencia fue recurrida por el extesorero ante el Tribunal Supremo en casación pero fue "rechazado por auto de inadmisión de 6 de julio de 2016".

"Vuelve a mentir como ha hecho una y mil veces" 

"Por tanto, esta persona, en el seno de un procedimiento judicial, vuelve a mentir, como ha hecho una y mil veces a pesar de tener prohibido judicialmente hablar sobre mí", ha aseverado, para agregar que dado que en su condición procesal "puede mentir impunemente para defenderse" eso es "exactamente lo que está haciendo".

Además, Cospedal ha recordado que en su día Bárcenas dio lugar con sus declaraciones, a la apertura de una pieza separada que "se conoció vulgarmente como 'el juicio de los ordenadores'" tras asegurar que en el PP se habían "destruido sus ordenadores para
presuntamente ocultar sus pruebas".

Según ha subrayado, ese procedimiento fue objeto de dos instrucciones distintas y terminó con "sobreseimiento libre de todos los investigados" por ser "claramente falsas las acusaciones de esta persona".

La exnúmero dos del PP ha señalado que las declaraciones de Bárcenas también dieron lugar a una pieza separada referida a la "presunta adjudicación irregular de un contrato por el Ayuntamiento de Toledo para beneficiar una campaña electoral". Según ha precisado, en esas fechas ella acababa de ser nombrada presidenta del PP de Castilla-La Mancha, todavía faltaban cinco años para que llegara a ser presidenta de la Comunidad Autónoma y no era secretaria general del PP.

Ha indicado que esa pieza separada, en la que fue llamada como testigo, concluyó mediante "sentencia absolutoria de todos los investigados e imputados y dio lugar también, a qué otras personas objeto de las injurias" del extesorero lo demandaran por vulneración de su derecho al honor y ganaran sus demandas contra él.

Recuerda que le debe 50.000 euros por la sentencia 

Según Cospedal, el que fuera gerente y luego tesorero del PP tiene declarada "animadversión" hacia ella lo que "ya de por sí solo, desacredita todas sus declaraciones". "Pero, lo que es más importante, la justicia en dos casos, en los que pretendió involucrarme me ha dado la razón y en un tercero, a iniciativa mía contra sus difamaciones, le impuso la obligación de no volver hablar de mi persona en los términos difamatorios e injuriosos en los que
lo hace", ha enfatizado.

Además, ha recordado que Bárcenas le debe 50.000 euros por sentencia judicial y ésta "es el único significado veraz de la cifra en cuestión". "Es evidente que las difamaciones e injurias, lamentablemente, son a veces más populares y tienen mucha más publicidad, que las demostraciones palpables de su existencia como tales, existencia que, por la propia naturaleza de la acción, implica
mentir con el ánimo de desprestigiar y dañar a una persona. Pero aun así espero, que, a la hora de publicar las declaraciones de la persona referida, no se olvide lo que en este escrito queda dicho y no por primera vez", ha concluido.

Compartir