DECLARACIONES DE LA CONSEJERA DE EDUCACIÓN

Castilla-La Mancha revisará todos los centros educativos antes de decidir su apertura

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha asegurado este miércoles que el Gobierno regional comprobará el estado de las infraestructuras de todos los centros educativos antes de decidir su apertura para clases presenciales.

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación tras visitar el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) 'Ángel del Alcázar' en el barrio de Santa Bárbara de Toledo, con el objetivo de ver 'in situ' los daños ocasionados por la borrasca 'Filomena'.

Rodríguez ha mandado un mensaje de "tranquilidad y acompañamiento" a los docentes de la región así como de "agradecimiento" por "dejarse la piel" no solo en estos momentos sino también durante el confinamiento por la pandemia de la covid-19, y ha hecho extensivo este agradecimiento a las familias, a las que también ha pedido "comprensión" por esta situación "excepcional".

La titular regional de Educación ha defendido que desde que se produjo el derrumbe de parte de la infraestructura de este colegio toledano, el departamento que dirige ha estado en contacto telefónico permanente con el equipo directivo, tal y como ha hecho con todos los responsables de los centros de la región para conocer cuál era su situación y necesidades ante el paso de la borrasca, "tanto de las ciudades más grandes como de los pueblos más pequeños".

"La seguridad de nuestra comunidad educativa es elemental y básica y es un elemento que ha entrado en la ecuación para decidir si se abren o no determinados centros", ha sentenciado Rodríguez.

Además, ha recordado que el Ejecutivo autonómico ha tomado dos decisiones "valientes, acertadas y adelantadas" con la previsión de las consecuencias que podría traer el temporal, como fue suspender las clases el jueves y viernes de la pasada semana y el cierre total de toda la actividad lectiva durante el lunes y martes de esta semana, "con tiempo suficiente para que las familias se organizasen", ha recalcado.

A partir de estas decisiones, ha agregado, el dilema era decidir si se prorrogaba el cierre de manera "generalizada o zonificada" y se optó por lo segundo ya que "el efecto de la borrasca no ha sido igual en todas las provincias".

Por ello, reanudado el curso este miércoles en el 70 por ciento de los centros de forma presencial, gracias a su juicio a la labor de coordinación entre administraciones, el trabajo se centra ahora en el proceso de valoración a través de las unidades técnicas y con la colaboración de los delegados provinciales, para comprobar el estado de cada edificio y si es un espacio seguro y acomodado a las circunstancias para poder abrir.

No obstante, ha indicado que Castilla-La Mancha cuenta con una plataforma digital "potente" para poder realizar clases telemáticas, en los casos en los que no se pueda abrir el centro a la presencialidad, y un profesorado con "dedicación y entrega" que permite que pueda comenzar el segundo trimestre del curso pese a las circunstancias meteorológicas adversas.

Preguntada en este sentido por la brecha digital, la consejera de Educación ha apuntado que es un asunto que se ha trabajado desde el primer momento de la pandemia y ha recordado que se ha dotado a los centros educativos de más de 57.000 dispositivos y herramientas digitales y que todos los centros tienen posibilidad de conexión, también los domicilios donde era insuficiente, además de que se han ampliado las 'aulas digitales' en la plataforma 'Educamos Castilla-La Mancha'.

Ventilación "puntual" en las aulas

La consejera Rosa Ana Rodríguez ha precisado que la ventilación en las aulas que establece el protocolo anticovid en las aulas es "puntual" y no permanente.

Así ha respondido Rodríguez, a preguntas de los periodistas, ante las exigencias que han realizado distintos sindicatos del ámbito educativo y "en redes sociales" ante la alerta de las bajas temperaturas y los peligros que conlleva para el alumnado y el profesorado en las aulas si tienen que dar clases con las ventanas abiertas.

Rodríguez ha matizado que lo que establece el protocolo enviado a los centros educativos "no significa que las aulas tengan que tener las ventanas abiertas de forma permanente durante toda la actividad lectiva", sino que es una "ventilación puntual" un máximo de tres veces durante la jornada y durante unos minutos para que se renueve el aire.

Además, ha agregado que los filtros hepa que han solicitado algunos sindicatos y también partidos políticos "no obvia el hecho de tener que abrir las ventanas" porque así lo contemplan los protocolos del Ministerio de Sanidad y lo apuntan desde Europa.

También ha añadido que el problema de las bajas temperaturas sucede en todas las comunidades autónomas en la etapa invernal, incluso más en aquellas en las que se registran normalmente temperaturas más bajas que en Castilla-La Mancha, pero ha insistido en que "ventilar no es igual a enfriamiento de las aulas", por lo que ha pedido tener en cuenta "elementos racionales" a la hora de hacer este tipo de valoraciones.

Compartir