LA TOLEDANA FALLECIÓ POR UNA EXPLOSIÓN DE GAS EN FRANCIA

Duros testimonios de la familia de Laura Sanz por la escasa atención de la embajada en París

FOTO: Publicada por El País y cedida por su padre
FOTO: Publicada por El País y cedida por su padre

Recién cumplidas las primeras 24 horas tras el fallecimiento de la toledana Laura Sanz en la explosión de gas de una panadería de París (Francia), el padre de la víctima, José Luis Sanz, ha ofrecido un desagarrador testimonio en el diario El País. Y es que además de expresar el dolor que sufren por la repentina pérdida también ha revelado la desatención que están sufriendo por parte de la embajada española. 

De este modo, indica que "el cónsul adjunto ha estado con mi yerno por la tarde en el hospital y el cónsul general ha venido al aeropuerto a por mi hijo y a por mí, nos ha dejado en el hospital y tal cual se han ido. Estamos desatendidos, no hemos recibido nada de nadie". De hecho, ha indicado que una pareja de españoles que residen en el país galo, y que se enteró de la noticia por televisión, les está ayudando con los pasos más básicos a dar en estos momentos tan dolorosos. 

De hecho, en la madrugada la situación ha empeorado, ya que en torno a las 4:00 horas José Luis Sanz revela que "se llevan a mi hija a la morgue y nosotros a la calle porque hasta las ocho no nos dejan entrar al depósito". En principio, tal y como les han dicho, es posible que vayan a tardar en torno a diez días en repatriar el cadáver de su hija. 

Precisamente, Abel Sanz, uno de los hermanos de la joven malograda, ha declarado este domingo a Efe que están a la espera de que les digan "algo" pues hasta el momento lo que le han dicho a su padre, que está desde ayer en París, es que el proceso "se puede demorar hasta diez días". Para el hermano de Laura, esto supone una espera muy larga, por lo que ha dicho que "vamos a hablar con el cónsul porque eso es demasiado tiempo y es mucho trajín, muchas vueltas y mucho dolor para nosotros".

Además se ha quejado de que sus padres están en el hospital donde falleció su hermana, "sin intérprete ni nada de nada". Abel ha confesado que, desde que conocieron la noticia por los medios de comunicación, en un primer momento, y después por su propio cuñado y el cónsul, están "presentes de cuerpo, pero de alma no estamos".

Ha señalado también que es un momento muy duro, que se quedan huérfanos de madre tres niños, "el mayor de ellos de 9 años y la pequeña de cuatro", y que el viaje a París "era una ilusión" de su hermana, "una sorpresa que le dio mi cuñado y mira por dónde ha salido la sorpresa", ha dicho visiblemente emocionado. 

Respuesta de la embajada

Desde la embajada, la respuesta que se da en El País a través de un diplomático oficial es que "el personal del consulado se ha repartido entre los tres afectados españoles, que están en distintos hospitales, y la canciller ha visitado a la otra mujer española". 

Asimismo, desde la Delegación de Gobierno en Castilla-La Mancha indican que la repatriación del cuerpo de Laura Sanz está pendiente de la firma del juez y será "lo antes posible", aunque aún se desconoce la fecha concreta en la que el cuerpo llegará a España. Además, desde el mismo organismo señalan también que la embajada española en el país galo está "trabajando y encima del tema" para que se produzca cuanto antes.

Día de luto oficial en Burguillos

En otro orden de cosas, el Ayuntamiento de Burguillos de Toledo ha declarado este lunes como día de luto oficial por el fallecimiento de Laura Sanz. Tal y como ha explicado el Consistorio a través de un comunicado, "en recuerdo de nuestra vecina fallecida trágicamente en París el día de ayer, 12 de enero, Laura, y como muestra de solidaridad y cariño hacia su marido y sus tres hijos, así como hacia el padre y la madre de Laura, también vecinos de nuestro pueblo, declara mañana lunes día de luto oficial en el término municipal".

Asimismo, se indica que "en la Casa Consistorial se pondrán libro de condolencias para quien desee mostrad su pésame a la familia. Este libro se entregará al marido de Laura como recuerdo del cariño expresado por sus vecinos y vecinas".

COMPARTIR: