POLÉMICA EN CAUDETE

El alcalde albaceteño investigado por prevaricación no dimitirá y dice que lo hizo por "ahorrar dinero"

José Miguel Mollá, alcalde de Caudete José Miguel Mollá, alcalde de Caudete

El alcalde de Caudete, José Miguel Mollá, se ha defendido de las acusaciones de Ganemos-IU por una presunta prevaricación administrativa en el cambio de empresa de suministro eléctrico argumentado que el cambio se realizó en el mes de junio del pasado año, "para intentar ahorrar dinero al pueblo, hasta 40.000 euros que fue el cálculo que se hizo", al tiempo que ha señalado que no va a dimitir.

"No se ha hecho nada diferente a lo se viene haciendo en el municipio albaceteño desde 2009, cuando gobernaba el PSOE, adjudicarle los contratos de los contadores individualmente al mejor postor", ha afirmado.

En declaraciones a Europa Press, Mollá ha argumentado que se ha hecho lo mismo que se estaba haciendo los años anteriores "solo que en este caso se ha consultado precio". "Antes no, antes iba directo a Iberdrola. No entiendo dónde está el delito". El proceso que siguió fue consultar a diferentes empresas, "y se ha hecho como si fuera una correduría, a las tres más grandes y a varias de las nuevas", de las cuales al final se quedaron "con las tres mejores y de esas tres con la que mejor opción daba de todas".

Preguntado por los informes desfavorables de la secretaria e interventora del Ayuntamiento, el regidor ha explicado que esos informes se refieren "a si el contrato es por el importe global de todo, por el montante global", en ese caso, reconoce, se debe hacer con publicidad.
"Caudete nunca ha tenido adjudicada a una empresa el servicio de suministro eléctrico en su totalidad; se hace contador por contador, cada contador tiene su contrato, individualmente, se lleva factura individualizada, nunca sumada la cifra total y adjudicada a una empresa", ha puntualizado.

El contrato de suministro eléctrico "es anual, se renueva anualmente y se ha hecho la renovación exactamente igual que antes pero ahora consultando precios y adjudicándoselo al que mejor precio ha dado. La tramitación ha sido la misma", ha matizado el regidor.

Dimisión de Victoria Delicado

Respecto a la denuncia de Ganemos-IU y su petición de dimisión, José Miguel Mollá ha dicho que no lo va a hacer y que en todo caso quien tendría que dimitir es la portavoz de Ganemos-IU en la Diputación provincial. "Si tuviera vergüenza política tendría que dimitir Victoria Delicado, que ha sido capaz de ponerse a todos los trabajadores de la Diputación en su contra, recientemente. Tendría que dimitir ella, pero no se ha ido, y quién es ella para pedir la dimisión de nadie", se ha preguntado.

Ha subrayado que este grupo político "lleva la intención de mantener viva la llama de la corrupción del PP, que son todos unos corruptos. Esa es la idea que llevan, y en más de una ocasión por el pueblo han dicho que no se va a escapar ninguno".

El alcalde ha defendido su gestión aduciendo que entró en el Ayuntamiento "con una situación crítica y hoy en día hay un Ayuntamiento saneado, gracias a ahorrar mucho dinero en todos los gastos municipales"

Judicialmente, considera que el juez archivará el caso "porque no tiene ni pies ni cabeza", pero políticamente no sabe qué puede ocurrir. Una moción de censura, en un Ayuntamiento que gobierno el PP en minoría "con apoyos puntuales" es factible, y ya lo han anunciado desde Ganemos. "Mayoría para hacerlo tienen; si quieren pueden hacerlo", ha concluido el actual regidor.

Compartir
Update CMP